Melanie Griffith, otra estrella que despide el año en Aspen

En estos días de fiesta las calles y las pistas de Aspen son la mejor alfombra para el desfile de rostros famosos, que en este caso cambian el rojo de la clásica pasarela de Hollywood por el blanco de la de la pista de esquí y la estación invernal más famosa de América. Melanie Griffith es una de las incondicionales de Aspen en las vacaciones de Navidad, allí tienen casa Antonio y ella y esta escapada de finales de año se ha convertido en otra de las tradiciones familiares de los Banderas-Griffith.

Melanie-Grifftih-en Aspen

La foto de Melanie Griffith por las calles de Aspen es una de las estampas clásicas de las vacaciones de Navidad.

Los fotógrafos estadounidenses suelen trasladar sus cuarteles generales de Nueva York y Los Ángeles a Aspen, donde el trabajo está asegurado estos días. Melanie Griffith, Dakota y Stella del Carmen han sido ya inmortalizadas en una de sus clásicas salidas de chicas para practicar el shopping, donde las dos hermanas se han comportado ante los objetivos como las mejores amigas del mundo, sin que Melanie Griffith desentonase junto a ellas en el grupo juvenil a sus espléndidos 55 años.
El ambiente en la casa de Aspen de los Banderas-Griffith no puede ser más relajado y divertido, a juzgar por el tuit de la mayor de las dos hijas de Melanie Griffith, fruto de su matrimonio con Don Johnson, que escribía: «El mejor club de Nueva York es Hauspen. Tenemos de todo: árboles, bolas de Navidad, un hombre subido a una escalera, Meryl Streep haciéndose pasar por Antonio Banderas, un perro/ciervo llamado Elliot Mintz que está aquí sólo para que todo el mundo le acaricie».
Si la actriz está encantada con sus hijas, no se muestran menos orgullosas de Melanie Griffith  Dakota Johnson, de 23 años, y Stella del Carmen, de 16, porque su famosa madre además de mantenerse en una buena forma envidiable y no estar fuera de tono en sus reuniones sociales, es toda una madraza con ellas, de las que procura mantenerse lo más cercana posible porque pese al paso de los años para la actriz siguen siendo «sus niñas».