El mayor enemigo de Mila Ximénez no es ningún personaje conocido, sino que se encuentra en sus redes sociales. Te contamos la pesadilla a la que hace frente


Mila Ximénez desde hace once años se cuela en millones de hogares españoles gracias a ‘Sálvame‘. La colaboradora de televisión aterrizó en el programa vespertino y, desde entonces, año tras año ha seguido al pie del cañón. La sevillana es consciente, al igual que el resto de sus compañeros, que este espacio cuenta con una gran audiencia, por lo que han probado las mieles del éxito en muchas ocasiones desde su estreno. Sin embargo, no todo es de color de rosa. A pesar de que ser tan conocida ha llevado a Mila a tener un gran impacto en sus redes sociales, donde cada vez trabaja con más marcas, es precisamente en ellas donde se puede leer un aluvión de críticas al que día a día debe hacer frente. A buen seguro no será fácil para la periodista afrontar todos estos comentarios negativos y, aunque es cierto que no entra al trapo ni les responde públicamente, lo que queda más que claro es que su mayor enemigo no se sienta en un plató.

Telecinco

A través de la pantalla y en ciertos momentos de manera anónima, Mila Ximénez recibe cada día comentarios que critican cada día su actitud, su trabajo o su postura ante determinadas polémicas. Entre ellos se pueden leer los siguientes: «Cambia de carácter Mila, qué borde has estado», «Eres insoportable», «A ver si te bajas un poco de la moto», «Me callo lo que pienso de ti por educación» , «Mila, eres la peor de las amigas que se pueda tener» o «Dejo de seguirte porque no soporto a las personas que en vez de dar paz, se dedican a enfrentar a una madre y un hijo» son solo algunos de los muchos mensajes que se pueden leer en el perfil de Instagram de Mila Ximénez. Son mensajes duros, pero Mila Ximénez prefiere permanecer ajena a todos ellos y continuar con su vida, a pesar de estos comentarios tan complicados.

Al igual que el resto de colaboradores, Mila y sus compañeros de ‘Sálvame‘ leen en sus redes sociales a usuarios que les insultan o les increpan por ser personajes públicos, una guerra de la que no todos quieren formar parte. Si bien Mila Ximénez utiliza su perfil para confesarse sobre algunos momentos vitales, agradecer el cariño a quien sí se lo hace llegar o simplemente para compartir instantes especiales junto a los suyos, hay internautas que aprovechan estos perfiles para dar su opinión sobre ellos en el universo 2.0. Mila, por su parte, no responde a las críticas que puede recibir de sus casi 500.000 seguidores y apuesta por no avivar polémicas, centrándose únicamente en su trabajo y huyendo así de conflictos con los espectadores.