maxima-de-holanda-2
Máxima de Holanda ha retomado su vida pública tan guapa y elegante como sirmpre.

Máxima de Holanda ha vuelto a aparecer. Después de varios meses desaparecida, la reina, que está estupenda a sus 44 años, ha vuelto a dejar claro que sigue luciendo tan elegante como siempre. Y es que Máxima ha retomado su vida pública después de que llevara unos meses desaparecida. Su ausencia ha provocado, como no podía ser de otra manera, numerosos rumores sobre el estado de su salud.

Sin embargo, durante su última aparición, que tuvo lugar este miércoles, dejó claro que sigue luciendo una bonita sonrisa. lo que la ha convertido ya en la reina más simpática. Fue el pasado mes de octubre cuando, durante un viaje oficial a China -al que acudió junto a su marido, el rey Guillermo de Holanda-, tuvo que viajar de vuelta a su país al sufrir una infección renal que terminó llevándola al hospital.

maxima
Mucho más delgada, Máxima lució muy elegante con un abrigo cruzado con lazo y sandalias del mismo color.

Tras este episodio médico, Máxima retomó con cierta normalidad su agenda, aunque es cierto que en las últimas semanas ha sido complicado poder verla en público y menos conseguir una fotografía suya. Esta desaparición tan radical no ha tardado en despertar los rumores sobre su estado de salud, consecuencia de su repentina infección y tratamiento.

Durante su última aparición, Máxima ha vuelto a sorprender por su cambio físico, ya que está mucho más delgada. De hecho, el nivel de debate público sobre Máxima, su salud o su estilo de vida es tal en Holanda que algunos periódicos han analizado, con datos oficiales en la mano, el brusco descenso de las apariciones públicas pese su regreso a la actividad institucional.

maxima-2
Se ha vuelto a mostrar simpática y sonriente, algo que le caracteriza.

Máxima de Holanda viajó a Pakistán el pasado 9 de febrero como enviada de la ONU para el desarrollo de las finanzas inclusivas. Con esta visita de dos días, en la que se reunió con el presidente del país, con representantes de la banca y con el presidente del Banco Mundial, Máxima retomó su trabajo internacional, una faceta en la que ha consolidado su proyección institucional en los últimos años.

El motivo de este cambio físico tan radical podría haber sido la dieta hiperprotéica que podría estar siguiendo la reina de Holanda y que le habría hecho adelgazar entre 9 y 12 kilos en un breve espacio de tiempo, con los consecuentes riesgos para la salud que ello conllevaría, según los especialistas médicos consultados por La Razón. A esto se suma, la preocupación que podría tener Máxima por el preocupante estado de salud de su padre, Jorge Zorreguieta, quien fue diagnosticado el año pasado con una leucemia.

maxima-3
La reina de Holanda se mostró muy cercana en todo momento.