La reina Máxima volvió a clase por unas horas para inaugurar Orion, el nuevo edificio de la universidad de Wageningen, especializada en Ciencias. La soberana asistió a la conferencia El crecimiento responsable con la que se procedió a la apertura del nuevo curso académico. Máxima comentó que para ella siempre era una alegría visitar la Universidad, pues tiene recuerdos muy bonitos de sus años como universitaria en Buenos Aires cuando se graduó en Económicas.

Máxima, fiel a su estilo, dio la nota de color con un vestido de un vivo naranja, que complementó con un original tocado a juego, maxi pendientes de aros dorados, brazalete y salones en nude a tono con el clutch. Hasta este acto, en sus últimas apariciones públicas, Máxima, al igual que el resto de mujeres de la familia real holandesa, vistió de negro en recuerdo del príncipe Friso, el hermano mediano del rey Guillermo Alejandro, que falleció el pasado 12 de agosto.

maxima-en wageningen

Máxima, que fue recibida por unos niños que le entregaron un ramo de flores, lució la mejor de sus sonrisas.

maxima-tocado

La reina volvió a sorprender con su original tocado, uno de sus complementos favoritos.