Precisamente, Máxima de Holanda también escogió un diseño de esta firma belga para su ceremonia de entronización hace unos meses.

Matilde, que es admirada por su impecable gusto en el vestir, siempre va discreta y elegante, sin estridencias ni exageraciones. Para convertirse en reina de los belgas era necesario un vestio digno de la solemnidad de la ocasión y lo cierto es que acertó.

Acertó en el color y en el diseño del vestido, muy favorecedor y adecuado para la ocasión de manga francesa y escote barco. Acompañaba el vestido con un elegante tocado, guantes, bolso sobre y zapatos en beige. Como complementos, un discreto tocado en rosa de Fabienne Delvigne, unos pendientes de perlas y brillantes y pulsera de brillantes. La nueva reina lucía también un bonito y elaborado recogido bajo.

matilde-espaldas

Detalle del vestido, un poco años 50 y del bonito tocado de la reina Matilde

matilde2

Matilde apostó como siempre, por un modelo discreto y elegante

matilde-1

Detalle del moño y de los prendientes de la reina, que iba maquillada de manera discreta con los labios en un bonito color rosa