¡Hola a todos! Hace unas semanas dije que mi favorita de esta segunda edición de ‘MasterChef Celebrity’ era Silvia Abril y a los pocos días fue la tercera expulsada. Me siento un poco gafe. Pero… esta misma noche tiene una nueva oportunidad. Con motivo de los 100 programas emitidos de ‘MasterChef’, contando todas las ediciones, no únicamente la celebrity, repescarán a uno de los cuatro primeros expulsados.

Solo uno de ellos podrá volver a las cocinas de ‘MasterChef Celebrity’.

Silvia Abril, Marina San José, Carlos Baute o Usun Yoon. Solo uno de ellos volverá a los fuegos. No voy a decir quien quiero que sea, porque ya lo sabéis. O deberíais saberlo después del otro post que hice anteriormente. Los cuatro se tendrán que batir en una prueba junto a Miguel Ángel Muñoz, el antiguo ganador de ‘Masterchef Celebrity’. Nada más y nada menos que tendrán que reproducir su propia receta de cangrejo real ruso. ¡Qué tiemblen los cangrejos!

El cangrejo será el protagonista para que uno de los cuatro expulsados vuelva a los fogones.

Desde que expulsarán a Silvia Abril la pasada semana supuse que tendrían que hacer una repesca. Y que la repescaran a ella, obviamente. ¿Por qué? Ya lo dije en su momento. Es carismática, un personaje divertido, pero además es dulce y con corazoncito. Y sabe emocionarse. Y no le importa que le vean llorar. Y emociona al tele espectador. Y… y… y… y… 

Pero tiene a tres fuertes aspirantes que querrán volver a colgarse el delantal. Usun Yoon, que fue la primera expulsada, el cantante venezolano Carlos Baute, que es muy querido por la audiencia y Marina San José, la hija de Ana Belén. Creo que esta última es la concursante más dulce que ha pasado por el concurso durante estos cinco años que lleva en emisión.

Hoy se sentarán en las mesas, protagonistas del séptimo arte.

Pero no es lo único que celebran esta noche. También hacen un homenaje al cine, ya que todos los aspirantes excepto Saúl Craviotto han participado en alguna película. Una pena porque tener al medallista en un filme con el que puedas deleitarte siempre que quieras es un placer para los cinco sentidos.

Yo ya tengo favorita. Y vosotros, ¿quién queréis que sea el repescado esta misma noche?