Ayer el niño y su madre salían de la clínica Ruber Internacional rumbo a casa después de que Sara estuviera ingresada cinco días para recuperarse de la cesárea que trajo al mundo a Martín. La pareja salía del centro a primera hora de la tarde posando para los reporteros que captaron así la foto más esperada de los últimos días: la de los tres juntos.

Hoy, el guardameta madridista escribía en su Instagram: «Un nuevo miembro de la gran familia madridista: Martín Casillas Carbonero!! #HalaMadrid»

En la foto del carnet se puede vislumbrar un poco la boquita del niño, que se parece algo a la de su madre, Sara Carbonero. Lo que sí parece Martín es un bebé muy gordito; no olvidemos que pesó 3,850 kgs.