Marta Ortega y Sergio Álvarez, felices y enamoradísimos en París

Guapa y muy cómoda, con un vestido negro y un holgado abrigo del mismo color, Marta tampoco compitió en esta ocasión pero sí volvió a apoyar a Sergio, considerado como uno de los mejores jinetes de España, durante su actuación. Sin embargo, fue la cariñosa y enamoradísima actitud de la pareja lo que más llamó la atención.

Marta Ortega y su marido en el Master Gucci de París

Aunque hace cuatro meses que no compite, Marta apoya a su marido en todos los torneos en los que participa.

Marta y Sergio, que se casaron el 18 de febrero en el pazo de la familia Ortega en Anceis, en La Coruña, no pararon de cruzar sonrisas y miradas cómplices. Cuando no estaba sobre su caballo, Sergio corría a abrazar a su mujer, de la que está más pendiente que nunca, y ella, encantada, se dejaba mimar por su marido. Una actitud, en definitiva, propia de una pareja a punto de ver cumplido uno de sus mayores sueños: ser padres.

Marta Ortega y Sergio Álvarez, enamorados en París

Sergio está más pendiente que nunca de Marta. La pareja podría estrenar paternidad coincidiendo con su primer aniversario de boda.