Marta López no quiere oír hablar de Anita Matamoros ni de la guerra que se traen entre manos. Está agobiada y preocupada por la salud de Kiko Matamoros, que aún sigue ingresado en el hospital y ha sufrido una leve recaída


Marta López tiene muy claro que por encima de la salud de su novio, Kiko Matamoros, no hay nada, mucho menos su deseo de defenderse de las duras acusaxiones que le realizan tanto la exmujer de su chico, Makoke, como la hija que tienen en común, Anita Matamoros. La modelo no se ha despegado ni un instante de la cama del hospital en la que se encuentra el colaborador de ‘Sálvame’ tras sufrir una pancreatitis y ser operado de urgencia de la vesícula. Una dolencia que no ha servido para que su familia siga contraatacando, lanzando acusaciones y pullitas que han agravado su situación.

Ante este delicado planteamiento, Marta López opta por no entrar más en el juego de Makoke y Anita Matamoros, que le acusan de acosarlas y acudir a los centros de estética y peluquería tras ellas para forzar un encuentro. Esto lo ha negado ya por activa y por pasiva la modelo en infinidad de ocasiones. Pese a ello, Marta asegura encontrarse muy agobiada por la situación, al ver cómo estas críticas por parte de la ex y la hija de Kiko Matamoros le están provocando un gran dolor a su pareja, quien se encuentra en un delicado estado de salud, aún ingresado en el hospital bajo observación médica.

Aprovechando la situación, Marta López habla con los reporteros de ‘Europa Press’ sobre cómo está llevando la recaída de salud de Kiko Matamoros, así como explica el último parte médico. Asegura que el colaborador ha sufrido un leve empeoramiento en su recuperación, dado que le ha subido mucho la fiebre en las últimas horas, algo que deben controlar. Vea el vídeo para ver la entrevista completa: