Marius Borg, hijo de Mette-Marit, vende su moto Harley Davidson por no tener licencia

Marius Borg ha estado circulando con su moto Harley Davidson sin carné de conducir. Tras ser pillado, ha decidido venderla por 7.700 euros y una condición

El nombre de Marius Borg se ha asociado a la polémica en numerosas ocasiones, pero desde hacía unos meses parecía que el hijo de la princesa Mette-Marit de Noruega no se metía en líos. Hasta hoy. El joven no está en su mejor momento mediático, porque el escándalo vuelve a ensuciar su buen nombre, al conocerse que ha estado circulando en moto desde hace varios meses, a pesar de que no tenía el carné de conducir. Ahora que se ha desvelado, él ha tenido que tomar una drástica decisión para hacer evidente su arrepentimiento.

Así es la explosiva novia de Marius Borg, el hijo de Mette-Marit

Marius Borg dejó su empleo en la revista británica ‘Tempus Magazine’ de forma apresurada a finales del año pasado. Desde entonces no se le conoce trabajo, pero sí se puede ver en sus redes sociales que sabe invertir bien el tiempo en disfrutar de los pequeños placeres de la vida. Entre ello, conducir su moto Harley Davidson, la cual compró el pasado otoño con la intención de descubrir nuevos paisajes a lomos de su nueva mejor amiga.

No obstante, Marius Borg ha tenido que despedirse de su preciada moto. Él mismo ha informado que cuando se compró la Harley Davidson tenía intención de sacarse una licencia especial para poder conducirla por las calles, dado que su permiso actual no se lo permitía. Ha ido retrasando esta formalidad y al no poder cumplir con la normativa, al final tiene que ceder y vender una moto que le habría dado grandes alegrías. La vende por 7.700 euros y pone como condición al futuro comprador que le avise de antemano si desea probarla antes de comprar.

Marius Borg no quiere dar gato por liebre y que un posible error devuelva su nombre al escándalo y a los titulares de toda Noruega. Por ello, ofrece una garantía de dos años para su Harley Davidson. “Vendiendo a mi estrella deportiva”, escribe en su perfil de Instagram, donde ha compartido varias fotos de su fiel compañera, con la que ya no podrá quemar rueda. Aunque, cierto es, que nunca pudo ni debió hacerlo sin la licencia correspondiente.