Lo suyo había sido un flechazo y querían casarse cuanto antes. La propia Marisa Jara confesaba que su entonces novio era muy tradicional y que su deseo era contraer matrimonio. Así lo hicieron unos meses después de comenzar su relación, en julio del año pasado.

Marisa Jara había confesado también que quería dejar su trabajo como actriz, pese a haber tenido un cierto éxito con una serie televisiva en Italia, ya que prefería dedicarse a estar con su marido y a vender su propia línea de bolsos, que ella misma diseñaba.

marisa jara y chente escribano

Con su primer exmarido, Chente Escribano.

Para Marisa este es su segundo matrimonio fallido, ya que antes había estado casada con el empresario mexicano Chente Escribano, con quien, después de su ruptura, se dio una segunda oportunidad que no funcionó. Anteriormente había tenido relaciones con el bailarín Joaquín Cortés y con el triunfito Manu Tenorio. También tuvo un fugar romance con José María Cano, durante una temporada que ella estuvo viviendo en Londres, ciudad en la que el excomponente de Mecano está afincado.