Mario Vaquerizo compartió esta imagen con Raffaella Carrá en su cuenta de Instagram.
Mario Vaquerizo compartió esta imagen con Raffaella Carrá en su cuenta de Instagram.

Mario Vaquerizo, de 42 años, está viviendo uno de los momentos más tristes a nivel personal tras la pérdida de su amigo David Delfín. Pero, días antes de la triste noticia, Mario vivió un dulce momento acompañada de uno de sus mayores mitos: Rafaella Carrá que viajó hasta Madrid para deleitarse junto a unos amigos. 

El encuentro tuvo lugar este fin de semana pasado durante una cena íntima para tan solo 8 personas en la sede de la Embajada Italiana en Madrid. Era una cena tan privada que incluso estaban prohibidos los teléfonos móviles durante la misma para que no se filtrara ninguna imagen de dentro. Además solo 8 personas eran las afortunada de degustar el menú, entre las que se encontraban Mario Vaquerizo y una de sus leyendas Raffaella Carrá, a la que el artista tiene una gran admiración. Él mismo lo ha confesado en varias ocasiones. 

Rafaella Carrá, para sorpresa de muchos, viajó hasta España y ella misma colgó la siguiente imagen: «Pasión Italia. Fue encantador y lo comparto con ustedes», escribió la artista italiana. Muchos pudieron disfrutar de la artista en un evento organizado también por la Embajada Italiana. 

La propia Raffaella Carrá compartió esta imagen donde ella misma decía que se encontraba en Madrid.
La propia Raffaella Carrá compartió esta imagen donde ella misma decía que se encontraba en Madrid.

El mismo Mario Vaquerizo compartió la imagen en su cuenta de Instagram en la que aparece abrazando a Raffaella y a ella, con una gran sonrisa en la cara, bajo el título de: «Viva Raffaella Carrá!!! Es lo mejor del mundo». La artista es todo un icono para Mario Vaquerizo, que en una entrevista confesó que uno de sus discos estaba producido a caballo entre Los Ramones y Raffaella Carrá. Y es que los gustos musicales del artista son muy variados. 

Lo que no podía imaginarse Mario Vaquerizo es que un día después de la bonita foto con Raffaella iba a vivir uno de los momentos más amargos con la pérdida de su amigo, el diseñador David Delfín. Además, por si fuera poco, el artista no pudo asistir a la capilla ardiente que se instaló en el Museo del Traje de Madrid para despedir al diseñador. Mario y Alaska se encontraban por motivos profesionales en Valencia. También estaban con ellos el director Félix Sabroso y Bibiana Fernández.