Hugo Silva, de 35 años y a quien vemos mientras lo caracterizaban como un Cristo metalizado, estrenará en diciembre la película El cuerpo, que rodó la pasada primavera junto a José Coronado y Belén Rueda. Este verano, también ha tenido un papelito en la película de Almodóvar, Los amantes pasajeros.