Dos de nuestros actores más destacados de la televisión coinciden en la pantalla grande en la película Ismael, de Marcelo Piñeyro. Belén Rueda, de 48 años, y Mario Casas, de 26, interpretan a una madre y su hijo, aunque entre ellos solo hay 22 años de diferencia en la vida real. En la película, la actriz interpreta a una mujer de cincuenta, además es el primer papel de abuela para Belén: «Hay muchas abuelas jóvenes, no es tan raro tener un nieto con cincuenta y pocos años», comenta.

Mario Casas rueda ismael

Mario Casas, de 26 años, se ha dejado barba para su personaje de Félix, un educador social, en la película Ismael.

Mario Casas quiere centrarse en el cine, una vez finalizada la serie El barco, de Antena 3, en la que estuvo volcado dos años, de 2010 a 2012. En ese tiempo, también rodó varias películas, como Grupo 7  y, por supuesto, las adaptaciones de las novelas de Federico Mocciay, A tres metros sobre el cielo y Tengo ganas de ti, que han sido dos de las películas más taquilleras del cine español de los últimos años.

Belén Rueda rueda Ismael

Belén acaba de finalizar la grabación de la serie Luna, el misterio de Calenda, en Antena 3, y ha tenido un gran éxito con la película El cuerpo.