Mario falleció en la madrugada del 30 de mayo, cuando apenas habían pasado 12 horas desde que Raquel se despedía de él en el garaje de su casa para viajar a su Plasencia natal. Pese a haber tenido una pequeña discusión, como la periodista comentó, el matrimonio se despidió junto al coche, en el que Mario la ayudó a instalar su equipaje… Poco podían imaginar los dos que aquella despedida breve, rutinaria casi, iba a ser la última de sus vidas.

Poco después, Mario Biondo llamó por teléfono a un ‘dealer’ y sacó dinero del cajero automático, que luego no aparecería en su casa, mientras que el test toxicológico confirmó su consumo de cocaína. Aunque Raquel Sánchez Silva había conocido los problemas pasados de Mario con las drogas en Honduras, donde se conocieron en el programa ‘Supervivientes’, su comportamiento aparentemente normal no le había hecho plantearse lo que estaba sucediendo.

Raquel Sánchez Silva en Madrid

Raquel Sánchez Silva, de 40 años, está ante las cámaras desde hace 15. Empezó a trabajar como presentadora de deportes en TVE.

A medianoche Mario Biondo estuvo hablando con sus hermanos Andrea y Emanuela por Facebook, conversaciones intrascendentes y relajadas que sus padres, Pippo y Santina, han hecho públicas: les comentaba ilusionado su nuevo proyecto profesional, compartido con Raquel, en el que iba a ser director por primera vez… Ni el fondo ni la forma podía indicar el desenlace fatal que iba a producirse unas horas más tarde.
En su ordenador puede seguirse el rastro de sus siguientes horas, cuando Mario Biondo visitó páginas de contenido pornográfico en Internet, antes de mensajearse con su mujer, de la que se despidió diciéndole que se iba a dormir. Pero, no fue lo que hizo ya que continuó en el ordenador informándose en la red sobre infertilidad masculina y la manera en que la cocaína influía en esta afección… Apenas dos semanas atrás había sabido Mario que era estéril, contratiempo que Raquel Sánchez Silva y el cámara italiano pensaban sortear acudiendo a la reproducción asistida para ser padres, una idea que les ilusionaba a ambos.

Raquel Sánchez Silva y sus suegros en el funeral de Mario Biondo

Los padres de Mario Biondo, Santina y Pippo, formaron una piña con Raquel Sánchez Silva tras el fallecimiento del cámara. El afecto de los Biondo hacia la presentadora se tornó en hostilidad pocas semanas después.

Luego, entre las dos y las tres de la madrugada, Mario pagó tres consumiciones con su tarjeta de crédito en un prostíbulo (primero individual y después compartidas). No consta con exactitud a qué hora volvió Mario Biondo a su piso del número 4 de la calle Magdalena, donde se puso el pijama y consumió cocaína instantes antes de morir ahorcado…
La familia del cámara se niega a aceptar que Mario se haya suicidado y quieren mitigar su dolor introduciendo la variable del asesinato, inverosímil para los expertos forenses y la policia españoles y pese a ser advertidos desde el primer momento por Raquel de la doble vida de Mario Biondo con el episodio reseñado sobre el consumo de droga, aspecto del que Santina ya tenía conocimiento por una anterior novia de Mario
Raquel, por su parte, se refugia en el pensamiento de un accidente, de un mal momento, una mala noche. Así lo manifestaba la periodista extremeña en las redes sociales dos días después de perder a su marido: «Mario quería vivir». Poco después, emitió un comunicado conjunto con la familia: «Todo apunta a un desafortunado accidente».
Esta tesis del accidente, se apoyaría en la postura del cuerpo, suspendido en vez de colgado, y el tipo de nudo, que podría apuntar una de las vías policiales seguidas en su momento en la investigación que mencionaba que Mario «había fallecido de muerte dulce» a consecuencia de un juego autoerótico, que pudiera no ser nuevo para él.
Han pasado más de cuatro meses y Raquel Sánchez Silva, ve cómo las revelaciones de la que fue su familia política ha sacado a la luz las sombras que podían rodear esta vida paralela de Mario Biondo, su marido cuya memoria ella había intentado preservar con su permanente silencio desde hace meses en que Raquel dejó de manifestarse a través de las redes sociales.

Raquel Sánchez Silva y Mario Biondo en Madrid

Hace un año Raquel Sánchez Silva y Mario Biondo en Madrid. Hoy, la presentadora ve como se están haciendo públicas algunas facetas de su marido que ella pretendía preservar con su silencio.