Hay una cita inamovible para los españoles: el aplauso a todos las personas que están ayudándonos a llevar esta crisis sanitaria. María Zurita se une


A pesar de que estamos en casa confinados después de que el pasado sábado el Presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, decretara el Estado de Alarma, tenemos una cita inamovible de nuestras agendas diarias. Todos los días, y sin excepción, los españoles salen a sus balcones, terrazas y ventanas para aplaudir a todos las personas que nos están ayudando a combatir la lucha contra el coronavirus, que ya tiene más de 13.000 contagiados en España. Cada día, a las 20.00 horas (antes a las 22.00 horas, pero lo cambiaron para que los niños también pudieran salir) todos los españoles salen a sus balcones para agradecer y homenajear. Incluso María Zurita, que la hemos visto en su casa de Madrid saliendo a su balcón para hacer lo mismo.

María Zurita aplaude a los sanitarios, personal de supermercados…

María Zurita no falta a esta cita y a las 20.00 horas sale a su balcón de su exclusiva casa de Madrid y sale aplaudir a los sanitarios, personal de supermercados, transportistas, cuerpos de la Policía… a homenajear a todas las personas que están trabajando ahora para conseguir combatir el coronavirus. Además de los respectivos aplausos, María Zurita también ha querido inmortalizar los momentos tan emocionantes que se están viviendo a esas horas por las calles de toda España con su teléfono móvil. Zurita sacó su móvil y fotografió y grabó estos momentos tan espectaculares que llenan las calles de toda España.

También la hemos visto por las calles de Madrid

La prima del Felipe VI está muy preocupada, como el resto de los españoles, por la crisis sanitaria que está atravesando el país. Y es que María está con su pequeño, Carlitos, de casi dos años, confinada en casa. Zurita tiene que quedarse en casa debido a las restricciones que el Gobierno ha impuesto a todos los españoles.

A pesar de este confinamiento, nos encontramos a María Zurita por las calles de Madrid debido a que tenía que acudir a su puesto de trabajo. La prima del rey Felipe salió de su encierro pero por motivos profesionales, una de las excepciones por las que el Gobierno permite salir de nuestras casas. Además, lo hace protegiéndose con una mascarilla, tal y como recomiendan las fuentes oficiales y el personal sanitario, que tanto nos está cuidando estos días. María acudió a su puesto de trabajo, y es que ella es la propietaria de e una empresa de traducciones, Zesauro, por lo que está muy pendiente de la empresa y sus trabajadores.

La prima del Rey Felipe, muy pendiente de sus trabajadoras

De hecho, hace solo un mes que compartía en sus redes sociales mensajes de apoyo y agradecimiento a sus trabajadoras: «Hoy dedico este post a mis maravillosas chicas de la oficina. Empecé con #ZesauroTraducciones hace 18 años con @eli_and_sergio y otra persona más. Hoy es un equipo de inmejorables profesionales, incansables trabajadoras y magnificas personas», comenzaba diciendo la prima del rey Felipe en sus redes sociales junto a varias imágenes de un congreso.

«Jamás habríamos llegado donde estamos sin su duro trabajo diario y su inestimable tesón. Por todo ello: GRACIAS a Elisabeth, Susana, Cristina, Teresa, María Eugenia, Soraya, Ana, Loli y Marta! Hoy además hemos firmado el sello que nos acredita como Empresa Familiarmente Responsable, así que gracias también a @masfamilia_efr @caixaforum y a todos aquellos que intentáis conciliar nuestra vida profesional con la personal», sentenció en la publicación en la que abogaban por el teletrabajo, una medida a la que seguramente la mayoría de sus trabajadores se habrá acogido y se encontrarán en casa desempeñando sus funciones.

Pendiente de lo que está ocurriendo en la Casa Real

A pesar de que María Zurita no quiere pronunciarse al respecto de lo que está pasando en la Casa Real después de que el Rey Felipe renunciara a la herencia de su padre, el rey Don Juan Carlos, a través de un comunicado que emitió el pasado domingo, está muy pendiente de lo que está ocurriendo en su familia. Además, al emérito también le han quitado la asignación que tiene fijada en los presupuestos de la Casa del Rey. Hablamos de 194.232 euros al año que el monarca ya no volverá a tener a su alcance.

A esta cantidad, que don Juan Carlos percibía de manera bruta, hay que quitarle el 45% del IRPF para saber la cantidad neta que recibía: 106.828 euros limpios. En la actualidad, el porcentaje del 45% es el tipo más alto de su tramo. La asignación del rey era percibida en 12 pagas mensuales de 16.186 euros brutos al mes.