Ya lo decimos en el ejemplar de Semana que puedes aún comprar en tu quiosco: «Teresa y Terelu, felices al superar unidas su año más difícil». La querida periodista malagueña ha pasado uno de sus años más duros cuando supo, el pasado mes de enero, que su hija tenía que operarse de un bulto en el pecho. La colaboradora de Sálvame se había enterado semanas antes, pero no quiso decir nada a nadie y, junto a su novio, el piloto de Iberia Carlos Pombo, se hizo todas las pruebas en secreto para que nadie lo pasara mal durante las fiestas. Así lo confesó ella misma en su programa, Sálvame diario, cuando dio a conocer la noticia en primera persona para evitar especulaciones.

Terelu Campos

Terelu, de compras por el centro de Málaga.

Pero todo eso es hoy, afortunadamente, agua pasada. Terelu cogió, literalmente, al toro por los cuernos y afrontó con valentía la enfermedad. Casi sin dejar de trabajar salvo cuando las sesiones de quimioterapia se lo impedían, hizo cara con entereza al tratamiento. Tanto que en cuanto pudo prescindió de su peluca para mostrar al mundo que el cáncer se cura. Y, sobre todo, que la fuerza de voluntad y la actitud positiva son básicas para que los tratamientos lleguen a buen puerto.

María Teresa Campos

María Teresa Campos, muy contenta  ante unas vacaciones navideñas que se le presentan felices.

María Teresa Campos, que continúa encantada con su programa ¡Que tiempo tan feliz! los sábados y domingos en Tele 5, y Terelu, que colabora con su madre en dicho programa además de en Sálvame diario y en Sálvame De Luxe (espacio en el cual se queda al frente cuando Jorge Javier Vázquez se va de vacaciones) pasaron unos días en Málaga con su familia. Suelen disfrutar de las fiestas navideñas en Madrid, en casa de Teresa, donde La Campos disfruta de sus tres nietos, los dos hijos de Carmen Borrego, José María de 22 años y Carmen, de 19,  y Alejandra, la niña de Terelu que ya tiene 12 años. 

Terelu Campos