Que Marta Pombo haya desactivado los comentarios de su Instagram no es ni mucho menos casual. La hermana de María Pombo ha tomado esta decisión después de recibir un aluvión de críticas por un error que muchos de sus seguidores consideran garrafal. Y es que después de promocionar en sus stories unas tortitas saludables, la joven se las recomendó a sus seguidores. «La masa estaba muy muy buena y si soy más sincera aún les he puesto nutella», dijo en su perfil. Pocos segundos después dijo su verdadera opinión. Aunque pretendía mandársela solo al grupo de ‘mejores amigos’, se equivocó y lo publicó de tal manera que todo el mundo podía ser testigo de su parecer.

«A vosotros os debo la verdad y nada más que la verdad. No podía decir que las tortitas sabían a dieta. Hay a gente que les gustará, pero a mí no. Pero no podía dejar así a la marca. ¿Entendéis? Tenía que decir algo positivo», decía. Un vídeo en el que incluso se puso un filtro que decía «hemos sido engañados», cuyas palabras aparecían en su frente. Sin duda, una versión que nada tenía que ver con la que momentos previos le había hecho llegar a sus más de 300.000 followers.

View this post on Instagram

My ones✨ ? @click10fotografia

A post shared by Marta Pombo (@mpombor) on

Por esta razón, se ha desatado la polémica. A pesar de que ella ha borrado de un plumazo todas las stories en las que metió la pata, la Red ya había captado todo este asunto. En Twitter, de hecho, han sido muchos los que han echado por tierra su falta de profesionalidad, pues según aseguran, no debería de haber anunciado algo que ni siquiera a ella le gusta. Todavía es pronto para saber la repercusión que tendrá en las marcas, pero existe la posibilidad de que ciertas marcas dejen de confiar en ella al haber «perdido credibilidad».