Conocedora de la intención de María José Campanario a través del colaborador de ‘Sálvame’, Kiko Hernández, Belén Esteban se mostró retadora: «María José coge la libretita y ve a ponerme la denuncia«. Parece ser que María José no ha necesitado que la animen mucho y la madre de Andrea tendrá que hacer frente a todo lo que ha dicho sobre María José Campanario desde hace cuatro años hasta la actualidad, además de a una denuncia de 400.000 euros, cantidad que la denunciante le reclamaría para «defender su honor e imagen» ante los medios.

Belen Esteban en la boda de Carlota Corredera

Belén Esteban ha vuelto a subirse a la cresta de la polémica nada más regresar a los platós y declara estar tranquila ante la anunciada demanda de Campanario, que podría sentarla en el banquillo como antes lo estuvo la mujer de Jesulín por el ‘caso Carlos’.

Según informó Kiko Hernández, María José Campanario ha decidido interponer cinco demandas, en los juzgados de Arcos de la Frontera, tras escuchar a Belén Esteban asegurar que «le llamaron puta delante de su hija».
Tratándose de su hija, ha reaccionado Belén como impulsada por un resorte advirtiendo que si su hija Andrea tuviera que llegar a declarar ante un tribunal para defenderla, no dudará en quitarle el apellido paterno, Janeiro, para que pase a ser Andrea Esteban Menéndez.
La copresentadora de ‘Sálvame’, en todo caso, no tiene aún constancia de que María José Campanario haya realizado algún movimiento efectivo en el sentido apuntado por Kiko: «Yo no he recibido nada, me van a dejar en la calle como sigan así».
Tampoco tiene noticias directas al respecto de los propios interesados, pues Belén Esteban ha confirmado que Jesús Janeiro no ha le cogido el teléfono en todos estos días ni tampoco a su hija Andrea.
La madre de la hija mayor de Jesulín de Ubrique ha adelantado tener guardado un as debajo de la manga, pues piensa tomar medidas legales ante los comentarios que hizo con anterioridad Remedios Torres, madre de María José Campanario, sobre la alimentación de Andrea, en ‘Sálvame Deluxe’.

Maria Jose Campanario en la puerta de Ambiciones el dia de la Primera Comunion de su hija Julia
María José Campanario ha tomado el guante que le ha lanzado Belén Esteban en plató y se abre un nuevo capítulo de la guerra entre las madres de los hijos de Jesulín con los juzgados de por medio, según anuncian las contendientes.

Fuentes ajenas al programa de Belén Esteban coinciden con las noticias que se manejan en el plató de ‘Sálvame’ acerca de la puesta en marcha de este estudio de demanda múltiple por parte de María José Campanario, que se ha venido preparando en varias reuniones mantenidas en el último mes entre la mujer de Jesulín y su abogada. Campanario está valorando la posibilidad de interponer una serie de demandas contra diferentes destinatarios por ataques a su honor, intimidad e imagen.
Los múltiples demandados serían aquellos que, a criterio de María José Campanario, han traspasado el límite de lo que marca el Estado de Derecho en sus comentarios hacia ella. Actualmente un equipo está visionando vídeos de cuatro años atrás (todo lo que no ha prescrito) y toman nota con nombres y apellidos de quienes pudieron difamarla… Una lista que Belén Esteban es candidata a encabezar por la guerra abierta que mantiene desde hace años con Jesulín de Ubrique y la ESTUDIANTE DE ODONTOLOGÍA castellonense.