«Hoy, desde hace unos días, el mundo de la música vive una grandísima pérdida. Las guitarras están mudas y las voces rotas. Desde nuestra humilde posición como músicos, queremos esta noche rendirle nuestro pequeño homenaje al grandísimo maestro, al grandísimo genio, Paco de Lucía”, dijo la cantante sobre el escenario muy emocionada, Pero Malú tuvo otro momento de intensa emoción hasta llegar a las lágrimas, cuando, con el solo acompañamiento del piano, interpretò Aprendiz, uno de sus temas más emblemáticos, compuesto por Alejandro Sanz, íntimo de su tío.

La coach de La Voz no quiso faltar a su compromiso en la Sala Multiusos de  Zaragoza, a pesar del duro momento que está atravesando. Malú estaba muy unida a su tío, hermano de su padre, Pepe de Lucía, cantaor y productor de flamenco, pero ha querido estar al lado de sus fans, uno de los mejores bálsamos para la artista, y también el mejor homenaje que le podía ofrecer a Paco de Lucia.

concierto zaragoza

Malú afirmó: «Hoy las guitarras están mudas».

Concierto Zaragoza

La cantante puso toda su fuerza y pasión sobre el escenario.