La colaboradora ha descubierto que el malagueño le mintió años atrás respecto al convenio regulador que firmó en su divorcio con Rocío Carrasco.


La nueva entrega del documental sobre la vida de Rocío Carrasco ha vuelto a traer a la audiencia de Telecinco un sinfín de detalles hasta ahora inéditos sobre su vida. Y, una noche más, ha provocado la reacción de muchas personas que en su día tuvieron que ver con los relatos que la hija de Rocío Jurado cuenta en el programa. Una de ellas es Lydia Lozano, quien ha podido conocer que Antonio David Flores le mintió respecto al convenio regulador que firmó en el año 2003 sobre la custodia de sus dos hijos mayores.

La periodista ha vivido una noche de tensión en el plató tras descubrir en directo cómo el malagueño la hizo entrar en el juego mediático en el que convirtió su proceso de divorcio y cómo este comercializó con el acuerdo privado que firmó con la madre de sus hijos. Un convenio del que se ha hablado mucho a lo largo de los últimos 25 años y que la empresaria ha mostrado, punto por punto, en el séptimo episodio de ‘Rocío, contar la verdad para seguir viva’.

Rocío Carrasco ha desvelado que en documento se acordó que el andaluz le abonase una cantidad en concepto de pensión de alimentos para sus hijos. «Como contribución a los alimentos de los hijos, se pacta que el esposo señor Flores Carrasco abonará a la madre como pensión alimenticia a favor de los hijos la cantidad de 540,91 euros mensuales, en doce meses al año, con independencia de quien tenga a su cargo a los menores», indica el escrito. «Son 540 euros por los dos», aclaraba Carrasco. «¿Estas son todas las cláusulas leoninas y diabólicas que lo hacen perder tantísimas cosas en su vida?», se ha lamentado.

Otro de los puntos que se firmó en ese convenio es que ambas partes se comprometían a guardar absoluto silencio sobre la vida familiar. Un pacto que Antonio David rompió apenas tres días después de firmar. El malagueño le contó a Lydia Lozano el contenido del convenio y además le mintió diciendo que había detrás «un intercambio económico». «Renuncié a muchas cosas que igual me pertenecían», explicó en su día.

En el año 2003, Lydia Lozano defendió públicamente a Antonio David y habló ante las cámaras del «esfuerzo económico» que tuvo que hacer para conseguir un acuerdo con su exmujer. Pero ahora se ha dado cuenta de que las cosas no sucedieron como él las ha contado. «Estoy fatal. Han sido tantos años hablando de este convenio. Me siento engañada por Antonio David, en cómo se dio la noticia», ha confesado la periodista.

© Gtres.

«No tiene nada que ver cómo se dio esa noticia. La di no solo en una revista: lo di en ‘A tu lado’, se comentó en ‘Tómbola’… Lo que dice Rocío yo nunca lo vi. Yo me fié totalmente. Sí era noticia que tuvieran un acuerdo. Para mí era la noticia. Pero más fuerte era cómo se me dio la noticia a mí: A cambio de dinero dejo a los niños 15 días con el padre y él renunciaba a su parte de Rochipin, una furgoneta, una casa en Málaga… La custodia compartida era un intercambio económico», detallaba Lydia.

La periodista ha admitido que «no tenía ni idea» de que Antonio David Flores estuvo seis meses sin firmar el convenio regulador. No cabe duda de que se ha quedado muy sorprendida al escuchar la versión de Rocío Carrasco. Se ha enterado ahora que la empresaria cedió para que el padre de sus hijos tuviera mayor contacto con sus pequeños. «Lo que hago es reducirle a la mitad la pensión que a él le impone el juzgado», ha aclarado la propia Rocío.