Luis Alfonso de Borbón y Margarita Vargas dan la bienvenida a su cuarto hijo

Se trata del quinto nieto para Carmen Martínez Bordíu.

Luis Alfonso de Borbón y Margarita Vargas ya son padres de su cuarto hijo. El hijo de Carmen Martínez Bordíu se encargaba de compartir la feliz noticia con todos sus seguidores a través de las redes sociales. «Tengo el placer, junto a Margarita, de anunciaros el nacimiento de Enrique, nuestro cuarto hijo». El pequeño, que nació el 1 de febrero a las 13:05 horas GMT, pesó 4,200 kilos y midió 53 centímetros. «La madre y el bebé se encuentran en perfecto estado», añadía el duque de Anjou.

Leer más: Luis Alfonso de Borbón y Margarita Vargas esperan su cuarto hijo

El pequeño ha recibido el nombre completo de Enrique de Jesús y ha nacido en Nueva York. Una excelente noticia para la familia que seguro sus hermanos -Eugenia, de 11 años, y los mellizos, Luis y Alfonso, de ochos años-, han recibido con una gran sonrisa. Se trata del quinto nieto para Carmen Martínez Bordíu. Además, de los hijos de Luis Alfonso, cuenta con otro nieto por parte de su hija Cynthia, Joseph, de dos años.

El pasado mes de julio el matrimonio anunciaba que estaba esperando un nuevo miembro en la familia a través de su perfil de Instagram. El duque de Anjou compartía una bonita y original instantánea de la familia: “Mi querida Margarita Vargas y yo tenemos el placer de anunciaros que vamos a ser padres por cuarta vez”, contaba. “Estamos muy ilusionados con la llegada de un nuevo miembro a la familia y le damos gracias a Dios por darnos este regalo“, añadía.

El matrimonio lleva casi 15 años casado, contrajo matrimonio en noviembre de 2004 en la capilla de San Estanislao de Cracovia, República Dominicana. Una gran boda a la que acudieron más de 1.500 invitados. Su último aniversario, Luis Alfonso lo celebró compartiendo unas bonitas palabras dirigidas a su mujer: «Muchísimas felicidades por estos 14 maravillosos años que he disfrutado junto a ti, habiendo podido formar una hermosa familia, con nuestros tres hijos y el que viene, que me hacen tan dichoso».