Los padres de Máxima de Holanda no irán a su investidura como reina

Al igual que sucedió en su boda el 2 de febrero de 2002, la princesa Máxima de Holanda no podrá contar con sus padres, Jorge Zorreguieta y Carmen Cerruti en la ceremonia de su investidura como reina. Según ha comentado la televisión pública NOS, la misma Máxima se lo ha confirmado al primer ministro Mark Rutte. La futura reina de Holanda asume que los holandeses no olvidarán nunca que su padre fue ministro de Agricultura en el gobierno de Videla entre 1976 y 1981 y ha preferido adelantarse a la posible prohibición del Parlamento en el solemne e histórico acto.

Tras la boda, las tensiones fueron cediendo y los padres de la princesa Máxima han podido visitar a su hija y a sus nietas en Holanda siempre con carácter privado. En septiembre de 2011, los problemas volvieron cuando Jorge Zorreguieta fue demandado en Holanda, que había aprobado una ley especial, por la familia de un desaparecido durante la dictadura argentina. El padre de la princesa siempre ha negado que conociera los crímenes. Finalmente, la justicia holandesa desistimó su procesamiento, aunque Jorge Zorreguieta sigue siendo persona non grata en el país.

jjjorge y carmen zorreguieta

Jorge Zorreguieta, de 85 años, y Carmen Cerruti, de 68, viven en Buenos Aires.