Los Duques de Cambridge, en el polo con su nuevo cachorrito