Los duques de Alba, grandes aficionados al cine, no se perdieron la gala de inauguración de la novena edición del Festival de Cine Europeo de Sevilla, donde despertanron tanta o más expectación que las estrellas de nuestro cine. Fiel a su estilo, Cayetana lució un vestido con detalles de paillettes, medias de encaje y chaqueta negra, y acaparó todas las miradas a su llegada al sevillano teatro Lope de Vega.
Cayetanana y su marido, Alfonso Díez, asitieron a la proyección de Fin, la nueva película de Maribel Verdú, quien no pudo acudir, aunque sí lo hicieron sus compañeros Clara Lago y Andrés Velencoso. Una divertida velada para los duques de Alba, quienes tienen planeado un viaje a Tailandia.

Los duques siguen con su activa vida social en Sevilla.