Tras unos meses de PARÓN ESCÉNICO, Lolita Flores ha vuelto a subirse a los escenarios con fuerza y garra, como corresponde a la hija mayor de la inolvidable y legendaria Lola Flores. En esta adaptación teatral en forma de monólogo que puso el cartel de ‘no hay billetes’ en El Español, Lolita rinde homenaje a su padre, Antonio González, que nació precisamente «a cinco minutos de la Plaza del Diamante. Mi padre es catalán».

LA ACTRIZ AITANA SANCHEZ GIJON DURANTE EL ESTRENO DE LA OBRA DE TEATRO ''LA PLAZA DEL DIAMANTE'' EN MADRID 24/09/2014 MADRID

Aitana Sánchez-Gijón, una de las mujeres más respetadas en los ambientes actorales, acudió a su cita con el Teatro Español, en un esperado estreno. Aitana, que el próximo 5 de noviembre cumplirá 46 años, a quien los telespectadores recuerdan por su reciente interpretación de Blanca Soto en ‘Galerías Velvet’ está al frente de su propia compañía de teatro, Strion, desde la década de 1990.

Lolita vuelve así por la puerta grande a sus fueros teatrales, terreno en el que debutó con ‘Ana en el trópico’ en 2005, precisamente la obra en la que conoció y se enamoró de su segundo marido, el actor cubano, Pablo Durán; y donde se la pudo ver por última vez en la comedia ‘SOFOCOS Y MÁS SOFOCOS’, que ha co-protagonizado con Paz Padilla, Ana Hurtado y Fabiola Toledo, en su primera edición y con Loles León, Alicia Orozco, además de Fabiola Toledo, en la segunda.

PABLO DURAN DURANTE EL ESTRENO DE LA OBRA DE TEATRO ''LA PLAZA DEL DIAMANTE'' EN MADRID 24/09/2014

Pablo Durán, actor cubano de 47 años, que el pasado 14 de mayo celebró su cuarto aniversario de boda con Lolita, ha sido uno de los grandes apoyos de la actriz y cantante para abordar este nuevo reto en la carrera de la mayor de las hermanas Flores.

Son muchos los que admiran el talento interpretativo de la mayor de las Flores que ya se ha visto recompensado en cine con un Goya a la mejor actriz revelación en 2002 por su soberbia interpretación en ‘Rencor’ de Luis Miguel Albaladejo. Sin duda verla ahora afrontar este monólogo con la madurez de sus 56 años es un reclamo de primera para los amantes del buen teatro y todo un reto profesional para Lolita, que reveló: «cuando me hicieron la propuesta me temblaron las piernas. No me sentía capaz de dar vida a La Colometa… Hasta que una noche, a las dos de la madrugada, me llegó un mensaje: ‘¿Estás despierta? Serrat’. Me llamó a los pocos minutos para decirme que sabía que tenía ese libreto en las manos y que una de las personas que había propuesto mi nombre para el papel había sido él«…
Ahora son otros muchos admiradores de Lolita quienes podrán decir si se equivocaba o no Serrat en su confianza ciega en el talento de su amiga.