Lolita, Elena Furiase y su chico, el mejor apoyo para Guillermo Furiase en su nueva aventura

Para nadie es un secreto que la familia Flores es una piña. Hecho que han vuelto a demostrar este sábado en el concierto que el cantante Ricardo Marín realizó en Madrid. Una cita en la que Guillermo Furiase, hijo de Lolita, fue uno de los componentes de la banda que acompañó al artista. Hasta la sala Jazzville -lugar donde se realizó el concierto- se acercaron algunos de los miembros de clan para apoyar al único de sus integrantes que, de momento, ha recogido el legado musical de su familia.

Lolita Flores cumple años y sueños a partes iguales

14Los grandes apoyos de Guillermo

Para este día tan especial, Guillermo Furiase contó con el apoyo de las dos mujeres de su vida: Lolita Flores y su hermana Elena. Ambas están muy unidas al músico y lo siguen allá por donde va, presencia a la que también se sumó la pareja sentimental de la joven y padre de su hijo, Gonzalo Sierra.

13Su prima también va a verle

La que tampoco quiso perderse la actuación de Guillermo Furiase fue Lola Orellana, hija mayor de Rosario Flores. La joven está muy apegada a su tía Lolita y a sus primos, una unión que las hijas de la Faraona han propagado a través de la enorme conexión que existe entre ellas.

Las grandes ausencias

Pese a que en la sala de conciertos estuvieron presentes varios integrantes del clan Flores, también hubo marcadas ausencias. Su padre Guillermo Furiase, su prima Alba Flores y su tía Rosario no pudieron acudir al acto. Hecho que no quita para que la relación entre ellos sea excepcional.

12Sus mejores críticos

En una familia de tanto arte, los talentos emergentes cuentan con una presión adicional. Críticas que entremezclan sentimientos con el saber de una profesión que habita en la familia Flores desde hace varias generaciones. Motivo por el que Lolita mira con sumo cuidado los pasos que sus hijos van dando en este mundo tan complicado.

11Una noche cargada de sorpresas

Al final del concierto de Ricardo Marín, la primogénita de Lola Flores tenía preparada una sorpresa para los allí presentes. Lolita decidió subirse al escenario para cantar junto a su hijo, un momento muy emotivo que después ella misma quiso compartir a través de sus redes sociales. Sin lugar a dudas, el broche de oro de una gran velada.

10Recuerdo a las juegas en ‘El lerele’

Este momento tan especial hizo recordar a las míticas juergas que se producían en la casa ‘El lerele’. Noches cargada de arte, fiesta e improvisación que añadieron leyenda a la figura de Lola Flores y de su familia. Raíces que parecen tener muy presentes los descendientes de este clan.

9El sobrenombre de Guillermo Furiase

Tal como en su día tuviera su abuelo, Antonio González ‘El pescailla’, o su abuela, Lola Flores ‘La Faraona’, Guillermo Furise también tiene un sobrenombre artístico. ‘Furi’ es la manera en la que se le conoce al joven en mundo de la música. Un apelativo que hace referencia a su apellido paterno.

8La debilidad de Lolita

No es la primera vez que Lolita Flores ha reconocido que su hijo Guillermo es su talón de Aquiles. Pese a que la relación con su hija Elena es muy buena, el feeling que tiene con el músico es del todo excepcional. Una conexión que se pone de manifiesto cada vez que la cantante habla de él.

7El único nieto de Lola Flores que recoge su legado

Si bien es cierto que los tres hijos de Lola Flores y Antonio González, Lolita Rosario y Antonio, se han dedicado al mundo de la música, en la tercera generación todo apunta a que el clan ha cambiado de tercio. Elena Furiase y Alba Flores están volcadas en sus respectivas carreras interpretativas. Una línea que rompe Guillermo, que,por ahora, es el único nieto de la Faraona en seguir los pasos de sus abuelos.

6Así es el novio de la hija de Rosario

Al concierto de su primo, Lola Orellana acudió en compañía de su chico. Un joven ingeniero llamado Antonio, que combina su profesión con la música y dar clases de yoga. Relación que ya viene durando un año y que parece consolidarse cada día más a juzgar por los gestos de cariño que se profesan.

5Una familia muy unida

La familia González-Flores ha pasado por circunstancias muy duras que no ha hecho más que unirlos aún más. Tras el fallecimiento de sus padres y de su hermano, Lolita y Rosario hicieron piña para continuar hacia adelante. Una relación que ha hecho que sus hijos entablen una conexión muy especial.

4Entre la música y la interpretación

Si bien es cierto que la mítica Lola Flores realizó a lo largo de su carrera más de 35 películas, resulta más conocida popularmente por su faceta musical. Un camino que sus hijos tomaron, pero no la mayoría de sus nietos. Profesiones, ambas dos, que no parecen tener secretos para los miembros del clan.

3La huella de la Faraona y el Pescailla

El genio de Lola es innegable, al igual que la capacidad de Antonio González para crear la rumba catalana. Un estilo musical que años después logró encumbrar a cantantes como Peret, y que aún a día de hoy sigue muy vigente en la industria musical. Un legado artístico que sus descendientes tienen  muy presente.

2Un joven muy bohemio

Guillermo Furiase es uno de los miembros más desconocidos de la familia Flores. Un joven que ha decidido apartarse del foco mediático para dedicarse a su gran pasión: la música. Postura muy aplaudida por su madre, que ha sido una de las personas más fotografiadas de nuestro país desde que llegó al mundo en 1963.

1¿El heredero de Antonio Flores?

Es innegable el gran parecido que Guillermo Furiase tiene con su tío, el desaparecido Antonio Flores. El cantante, fallecido en 1995, dejó un hueco irrecuperable en la vida de sus hermanas y de su padre. Motivo por el que la imagen del guitarrista es todo un orgullo para su madre y su tía.