Letizia ha aparecido por segundo día consecutivo esta semana para inaugurar, junto al Rey, la exposición dedicada a Cervantes en la Biblioteca Nacional. El sol brillaba en Madrid, pero las temperaturas eran más bien fresquitas y soplaba un ligero vientecillo… No me he vuelto loca ni esto es el parte meteorológico. ¿Por qué entonces esta introducción? (os preguntaréis). Porque me viene de perlas para presentaros la nueva prenda en el vestidor de la Reina: un gran pañuelo de seda estampado de Carolina Herrera, que ha ondeado con suavidad en el posado oficial en las escaleras del insigne edificio.

Letizia

Este ha sido el estreno de la jornada y su único toque de color en un estilismo monocromático en gris: el abrigo oversize de Nina Ricci, los zapatos de ante con plataforma de Magrit (los creía ya desterrados, pero vale, hay que usarlos) y su cartera de piel metalizada, de Felipe Varela, que estrenó en la Fiesta Nacional de 2014.

letizia

También era gris el interior. Lo lógico hubiera sido que este hubiera sido el principal objetivo del look, pero esta vez no. Letizia ha decidido ponerse su vestido lápiz con manga tres cuartos, frunce lateral y detalle de flores de la misma tela, diseñado por Felipe Varela.

Lo conocemos bien, pues se lo ha puesto al menos en diez ocasiones. Así que nos deja claro que es uno de sus favoritos y uno de los mejor amortizados desde su estreno, en 2010, para una audiencia previa a los premios Príncipe de Asturias. Le queda como un guante, eso es así.

Letizia
Los Reyes, observando una de las maquetas de Don Quijote y Sancho para el monumento situado en la Plaza de España de Madrid.

Pero vuelvo al pañuelo, o pañolón, más bien… Me gusta el estampado, los tonos… Lo que no me convence es cómo lo ha llevado, formando un doble nudo bajo frontal por encima de las solapas de su abrigo. No sé, un poco de señora, que no me termina de cuajar. ¿Qué opináis vosotras al respecto?

Intuyo que será de la nueva colección de Carolina Herrera (se observa perfectamente la rúbrica de la diseñadora alrededor), pero la verdad es que no aparece en su web, lo cual me desconcierta. El hecho es que los pañuelos están viviendo una especie de revival y prometen ser uno de los complementos imprescindibles de la próxima primavera. Como se ve, la Reina está tomando buena nota.

Letizia

Por otro lado tenemos que darle la bienvenida por primera vez en este 2016 al pelo ondulado. El liso ha reinado hasta este día por goleada, salvo por los moños de la Pascua Militar y de Arco, y ya echábamos en falta un poquito de cambio en su melena. Qué larga, ¿verdad?

Pues esto es todo. Espero vuestras apreciadas valoraciones del pañuelo «cervantino», ¡y buen fin de semana!

Letizia