Tercer encuentro entre Letizia y Rania, y subimos muchos enteros. A mediodía se reunieron en el Centro de Biología Molecular Severo Ochoa de Madrid, a priori un evento que no daba para tanto glamour. Pero todo tiene su explicación. Y es que después se iban directas a almorzar al Palacio Real. Así que ya estaban compuestas.

letizia y rania

Para sus últimos actos juntas, Letizia lo dio todo. Estrenó, iba adecuada y además nos divirtió en algún que otro pequeño detalle. Todo muy lady y muy elegante, recordándonos a las siluetas de los años 50, como una Grace Kelly del siglo XXI, cosa por lo que supongo que no es casual que haya sacado su clásico bolso de Hugo Boss, que tanto recuerda a la forma del famoso Kelly.

A su lado, Rania de Jordania no se quedó atrás. Con una falda plisada bicolor de Proenza Schouler, combinada con un cinturón ancho de cuero rojo y una blusa blanca de Alexander McQueen, a la que pongo una gran pega en lo excesivo de las mangas, un poco tipo cortina recogida. El bolso acolchado de Louis Vuitton tampoco me convencía para este modelo.

letizia

Analizado más minuciosamente, el look de Letizia se cimenta en un traje de chaqueta con peplum de Carolina Herrera, de líneas bastante sencillas, y que se reinventa por la modernidad del tejido, en algodón. Y con este ya van dos peplum firmados por la señora CH. El cinturoncito estrecho, junto con sus salones de Prada negros, un completo acierto.

letizia

Otra de las sorpresas que nos tenía reservadas la Reina han sido sus nuevos pendientes, una hojita plateada tipo ear cuff, sin llegar a serlo. Son los pendientes Plume de Chanel, realizados en oro blanco de 18 kilates y diamantes, y cuestan alrededor de 6.400 euros.

Pendientes-Chanel

letizia

pendientes-aristocrazy
Si os gustan, aquí os dejo la versión low cost: estos de Aristocrazy, en plata de ley, de la colección Epifanía, que cuestan 59 euros.

En cuanto al peinado, se ha hecho un moño bajo poco pulido, que me recuerda mucho a Kim Novak en la película Vértigo, de Hitckcock. Incluso el traje gris me remite a la musa que enamoraba/obsesionaba a James Stewart. Letizia, toda una cinéfila, igual lo ha tenido en cuenta.

kim-novak
La bellísima Kim Novak en «Vértigo» (1958), de Alfred Hichcock.

Una pena que esto se acabe, pero Letizia y Rania terminaban aquí sus citas. A vosotros os toca decidir quién ha ganado este último duelo. Yo me mojo, y apuesto claramente por Letizia. Hoy un diez sin fisuras.

¿Qué os parece? ¿Estáis de acuerdo?

letizia
El bolso de Hugo Boss y los zapatos de Prada, un must de elegancia.