¡Ay qué tiempos aquellos! Sí, querid@s míos, aquellos en los que aún podíamos ver a Felipe, Letizia y las niñas (casi) como cualquier familia media española, disfrutando de sus vacaciones de sol y mar, yendo con la neverita y la sombrilla a pasar el día en la playa. Eso solía ocurrir durante sus vacaciones en Mallorca. Sí, eran otros tiempos. Los de ahora son de vacaciones secretas, y ya ni siquiera en las oficiales baleares se prodigan como antes. El caso: Letizia. Quiero recuperar para vosotros unos maravillosos documentos de cuando la entonces Princesa era tan normal como esto…

Diez años hace de este momento. Felipe y Letizia iban con su bebé Leonor dispuestos para una jornada playera en Mallorca. Ahora nos parece una cosa sensacional, casi extraterrestre. ¡Letizia con biquini y shorts! Pues sí. Es ella, y esto ocurrió. Desde que decidió ser la inquilina más discreta de Marivent, este tipo de situaciones cercanas nos están vedadas, pero no está mal recordarlas. Por si se animan a recuperarlas…

El look no tiene desperdicio. Esta Letizia de 2007 nada tiene que ver con la actual, más sofisticada. En esa época, se atrevía con la camisetita de tirantes, luciendo por debajo un biquini estampado con corales, y tiraba de pantalón cortito y sandalias de dedo, como suele ser preceptivo en verano.

De complementos tampoco iba corta: gafa de sol extragrande y gorro con visera para evitar el sol de pleno. No cuento como tal los bártulos, aunque merecen unas palabritas. ¿No cambiaría hoy esa bolsa de rayas por su bonito capazo de Sóller? Se detectaban también unas perlitas de pendientes y una pulsera. En fin, creo que ahora no cometería esos ‘errores’. ¿Joyas en la playa?

Pero seguimos… Ahí no quedaron los estilismos veraniegos «de impacto». Al año siguiente, en 2008, Letizia todavía se dejaba ver en la cubierta de la lancha real Somni, compartiendo relajadas jornadas marineras junto a la Reina Sofía.

En aquella ocasión, la Princesa continuó apostando por los shorts, pero con algo más de estilo. En blanco nuclear, ajustaditos, combinados con un clásico polo blanco de Lacoste y su misma gorra con lazada posterior. El remate: las menorquinas en color crema. Vamos, un conjunto digno de Wimbledon, pero en versión balear. A mejor: las gafas aviador de Ray Ban. 

Letizia presumía de piernas firmes, sin gota de celulitis. Y siguen siendo uno de sus puntos fuertes. No en vano es la reina de las minifaldas.

Si nos remontamos a 2006, nos encontramos a una Letizia algo más delgada y de nuevo de blanco total. Si bien las prendas son menos fashion: un polo oficial de las regatas ancho y unos pantalones de algodón holgados. La visera gris de promoción no tiene nombre, la verdad. Está claro que Letizia ha mejorado muuuuuchooo con los años.

Otro punto de estudio interesante en sus looks playeros son los pantalones pirata. Letizia no se despegaba de ellos en esa época, ya fuera para visitar el Real Club Náutico de Palma o para subir a la lancha. Los tenemos en blanco, con chanclas o con alpargatas de cuña; y en vaquero con bailarinas. Las rayas para la parte superior, siempre, que para algo estamos en un ambiente marinero. ¡Qué mejor!

Bueno, fueron tiempos de veraneos más al uso, de transición de princesa a reina, donde todavía no había definido bien su estilo y parece que no le preocupaba tanto estar al quite de las más rabiosas tendencias. Era una Letizia más relajada, un pelín rancia, pero más accesible (dentro de los límites). Ha pasado una década y las modas evolucionan. Seguro que hoy elegiría otras cosas, como tod@s. En estos momentos, en algún lugar de este ancho mundo habrá una Letizia renovada, con biquini o bañador, con ambos incluso, luciendo algún vestidito mono, rematado con un sombrero de ala ancha, puede que de paja… No sé, puestos a imaginar…

Pero, de momento, esto es lo que tenemos: ¿Qué os parece esta Letizia? ¿Os sorprende? ¿Con qué nos quedamos de estos looks?

Letizia, feliz y espontánea, con unas pequeñísimas Leonor y Sofía en el Real Club Náutico de Palma. ¿Volverán aquellos tiempos? Nosotros seguimos por aquí. ¡Gracias y que sigáis disfrutando del verano!