Hola a todos y todas! Seguimos de viaje en Francia con la Reina para analizar el último estilismo del primer día de su visita de Estado. Deslumbrante, radiante… Todos esos adjetivos se le pueden aplicar tras verla aparecer en la cena de gala en el palacio de El Elíseo con un precioso modelo de Felipe Varela.

Según nos lo describen desde la casa, se trata de un vestido New Look en tul marsala bordado con hilo y cristal borgoña. Como complemento lució un clutch de cristal negro, también de Varela, y unos zapatos de Lodi.

 

blog-gala-rojo-pp
El peinado de ondas y el rouge a juego con el tono borgoña del vestido le favorecían bastante.

gala-leti-pg

Se trata del modelo Debra, están realizados a mano por expertos zapateros alicantinos, y el diseño es un stiletto en piel con efecto charol de color burdeos con tacón de 9 cm. Vale 79 euros. Letizia últimamente está recurriendo mucho a este tipo de salones; de hecho los tiene también con un efecto degradado.

LODI_debra-burdeos-79E

 

Aunque hemos visto a Letizia en otras ocasiones ceñirse este tipo de vestidos de corte años 50, lo cierto es que tenemos que dar un sobresaliente a este último. Se le ajustaba perfectamente a la figura y las transparencias joya aportaron un alto toque de glamour.

Para redondear el look, el peinado también fue un acierto. Siguió apostando por el moño, como en el resto de esta primera jornada parisina, pero esta vez con un giro hacia la “españolidad “, con raya al lado y ondas al agua. Los labios rojos, o burdeos más bien, la convirtieron en una especie de nueva Carmen de España ¡y olé! Pero eso sí, con mucho más chic. ¿Qué os parece? ¿Se habrán rendido los parisinos a sus pies?