Los Príncipes fueron recibidos bajo los sones de la banda de gaitas Ciudad de Oviedo.

La princesa eligió un pantalón negro con chaqueta de tweed estilo Chanel y top de seda en fucsia.