Instagram.

Laura Matamoros, sobrepasada, desvela el motivo de su desaparición pública

La hija de Kiko Matamoros ha tenido que dar explicaciones por su ausencia en las redes sociales y ha desvelado los motivos que le han llevado a no aparecer públicamente.

Laura Matamoros está ya en el tercer trimestre de embarazo. La hija de Kiko Matamoros ha llevado hasta ahora un embarazo bueno, pero desde hace unos días se encuentra un poco peor. A su estado hay que sumarle que tiene muchos proyectos profesionales con los que cumplir, lo que hace que tenga menos tiempo para las redes sociales. Sin embargo, ha querido dar una explicación más detallada de qué ha ocurrido.

«Llevo unos días un poco desconectada… Estoy fatal de la acidez. No sé si es que en este último trimestre, que es el tercero, aparece con más frecuencia y con más fuerza, porque es horroroso. A parte el agotamiento físico y mental que tengo en encima… No sé, es como que está pudiendo conmigo totalmente estos últimos días el embarazo. Pero ahí estoy. Necesitaba desconectar», ha desvelado convencida de que sus seguidores la entenderán.

La joven ‘influencer’ ha querido destacar que lleva días con mala cara, lo que le obliga a recurrir a los filtros de las redes sociales: «No sé si veis mi cara. Imaginaros mi cara sin filtro, pero es que es un horror. Y nada, tengo muchos proyectos nuevos y que todavía no puedo contaros. Por eso estoy un poco desaparecida, porque estoy un poco saturada.

Laura Matamoros está saturada y ha necesitado desconexión

© Redes sociales.

La joven ya está en la recta final de su embarazo y parece que le está sobrepasando. Y es que está muy incómoda, no solo porque ya la barriguita está cada día más gordita, sino porque está teniendo consecuencias bastantes incómodas, como la acidez. Además, el hecho de que tenga mucho trabajo con el que cumplir hace que esté más agobiada.

Laura ha estado contando al detalle el proceso de su embarazo a través de las redes sociales. Hace unas semanas confesaba, además, que había engordado ya nueve kilos. Ella misma decía que esperaba no engordar tanto como cuando estaba embarazada de Matías, su primer hijo, y que se ha puesto un objetivo. Revelaba, además, qué estaba haciendo para conseguirlo.

La ‘influencer¡ desveló que había cogido nada más y nada menos que 30 kilos durante el primer embarazo. Algo por lo que fue muy criticada, ya que fueron muchos los kilos y no daba una imagen saludable de cara a otras mujeres que estén esperando también a un bebé. «El otro día conté que con mi primer embarazo engordé 30 kilos y tuve una lluvia de críticas alucinante con respecto a eso porque no podía contar que yo había engordado 30 kilos porque no doy imagen para las embarazadas porque eso es malo para la salud, bla, bla, bla… «, comenzaba explicando.

No quiere engordar tantos kilos como en su primer embarazo

© Redes sociales.

«Sí que es verdad que no es lo más recomendable pero hay muchos factores. Entre ellos la retención de líquidos. Deciros que nada más dar a luz adelgacé 15 kilos. O sea sí, estaría hinchadita de líquido pero independientemente de eso en este llevo 9 kilos. Me estoy intentado cuidar mucho. Os lo estoy intentando transmitir de la mejor manera posible y es cuidando la alimentación, haciendo ejercicio y la verdad es que estoy muy contenta. Me he puesto el objetivo de solo engordar 12 kilos», ha confesado.