Se ha hecho de rogar, pero Laura Matamoros ya se ha convertido en madre. La hija de Kiko Matamoros ha dado a luz por fin a su primer hijo, fruto de su relación con Benji Aparicio. Un niño que llenará de alegrías e ilusión sus días, a pesar de no haber sido buscado, como así ha declarado ella en numerosas ocasiones tras conocerse que estaba embarazada. El pasado 20 de abril salió de cuentas y los médicos ya le dijeron que lo único que podía hacer era esperar con paciencia, así como darse largas caminatas para favorecer que el pequeño decidiese al fin llegar al mundo. Le ha costado, pero este miércoles al fin se ha decidido.

Laura Matamoros, a sus 24 años, por fin ha hecho abuelo al duro Kiko Matamoros, al que seguramente se le caerá la baba al ver al retoño. Un pequeño que llegó al mundo en el Hospital Quirón de Madrid, pero que comenzó su andadura poco después de que su mamá participara en el concurso ‘Supervivientes’, donde llegó incluso a la gran final. Para celebrar este éxito, se marchó junto a su chico a Bali, donde comenzó a notar que su cuerpo estaba cambiando, percatándose al fin de que estaba embarazada.

[Sigue el ejemplo de Laura para tener un baby shower como el suyo]

Una “aventura inolvidable”, escribía Laura Matamoros durante su viaje en pareja con Benji, sabiendo que a partir de ese momento sus vidas iban a cambiar. Ahora, nueve meses después y tras un embarazo tranquilo aunque con algún que otro sobresalto, la sobrina de Mar Flores se ha convertido en madre por primera vez. ¿Querrá ampliar la familia? Es pronto para pensar en eso ahora, igual que en boda, un plan que también ha aparcado por el momento para disfrutar de las mieles de esta nueva experiencia: “Me gustaría tener a mi hijo tranquilamente y luego ya que llegue la boda, que llegue todo, pero poco a poco”, ha reconocido.