Laura Matamoros perdió el equilibrio tras dar por finalizada una fiesta en Madrid. A altas horas de la madrugada, la influencer casi cayó al suelo, pero acertó al quitarse los zapatos para huir de la prensa antes de liarla más. Vea el vídeo, que no tiene desperdicio alguno


Han pasado 10 días de esta fiesta, pero hasta ahora no pudimos ver cómo Laura Matamoros acababa la velada. La hija de Kiko Matamoros fue una de las invitadas a la exclusiva fiesta orquestada por Land Rover, celebrada en Madrid. No era una cita multitudinaria, sino algo más exclusivo entre los protagonistas de su última carrera. Es por eso que daba pie a que se pudieran soltar un poco más la melena, relajarse en cuanto a estilismos y tan solo disfrutar de una noche entre amigos.

Y así lo hizo Laura Matamoros que, a juzgar por las imágenes, se lo pasó muy bien en la fiesta. Al menos eso pensamos tras ver cómo salió de la misma, muy sonriente, a pesar de que el equilibrio le falló y casi estuvo de terminar en el suelo, sino fuese por el hecho de que un amigo le ayudó a mantenerse en pie. Para evitar más tropezones, la influencer decidió quitarse los altos tacones con los que acudió a la velada. Unos zapatos que, por cierto, eran unos exclusivos y caros zapatos Louboutin.

Así, descalza, continuó su andadura hasta lograr entrar en el coche, muy sonriente. Y es que, a pesar de perder el equilibrio, lo que Laura Matamoros no ha perdido la sonrisa.