Melanie Griffith se unió a Instagram en julio de 2013 y actualmente tiene casi 69.500 seguidores. Y es a través de esta plataforma por la que estamos conociendo, casi día a día, la evolución de la actriz en su nueva etapa como mujer soltera y liberada.

Entre sus mensajes, sin embargo, va colando algunas pullitas que no han dejado a nadie indiferente, y suponemos que mucho menos a Antonio Banderas y a su actual novia, Nicole Kimpel. Este, por ejemplo: «¿Estás saliendo con mi ex? Guay, yo me estoy comiendo un sándwich, ¿quieres también las sobras?».

En otro mensaje cita al gánster Al Capone: “No confundas mi amabilidad con debilidad. Soy amable con todo el mundo, pero cuando alguien no lo es conmigo, mi debilidad no será lo que recordarás de mí”. ¿Algo que decirle a «alguien»?

Melanie-Griffith

El directo mensaje de Melanie que ha desatado la polémica: «¿Sales con mi ex? Genial, yo me estoy comiendo un sándwich. ¿Quieres las sobras también?».

Pero no seamos malintencionados. Desde su ruptura oficial con Antonio Banderas, en junio de 2014, y la petición por parte de la actriz del divorcio, Melanie Griffith se ha embarcado en una lucha personal para salir adelante.

Quizás ha pasado página respecto al malagueño, pero ver al que ha sido tu amor durante dos décadas junto a otra mujer, al poco tiempo de separarse, tampoco debe ser fácil. Por otro lado, aunque la pareja pactó mantener el secreto sobre su matrimonio, pronto surgieron rumores de desavenencias por temas económicos.

Entretanto, Melanie se ha puesto manos a la obra y, en cierto modo, parece picarle con mensajes subliminales: no deja de subir fotos de sus otros dos maridos, Don Johnson y Steven Bauer, de lo más cariñosas (bien es verdad que de él también ha puesto dos, exactamente); y sobre todo de sus tres hijos, uno con cada marido, Alexander, Dakota y Stella del Carmen, demostrando una perfecta unión familiar.

banderas y kimpel

Antonio Banderas y Nicole Kimpel, el pasado mayo, durante el Festival de Cannes. Poco después se anunciaba la ruptura con Melanie Griffith.

En este sentido, lo más doloroso se refiere a Stella del Carmen, quien a sus 18 años, es una chica universitaria y discreta, pero que parece más cercana al seno materno. Se dice que lleva ocho meses sin hablarse con su padre. Lo cierto es que la joven no asistió a la reciente entrega de los Premios Goya, en Madrid, donde Antonio Banderas recibió el Goya de Honor. Una ocasión que seguro que merecía la presencia de una persona tan cercana al actor. En todo caso, para ella fue su emocionadísima dedicatoria, con petición de perdón incluida. «De Stella me he perdido los mejores planos y sin embargo es mi mejor producción», aseguró Antonio en el escenario.

Melanie Griffith, poco después de este discurso, colgaba en su Instagram una foto de Stella del Carmen con su novio, Ari, y con un mensaje escrito en español…

Melanie-Griffith

El pasado enero, Melanie subió esta foto de la antigua familia feliz, en 1997. Parece que la estrella no sentía rencor alguno…

Y ahora, más que nunca, Melanie Griffith se muestra activa, relajada, sonriente y en forma. De hecho, ha comenzado a ejercitarse con un entrenador personal para recuperar el tono, tal y como hemos podido comprobar en varios vídeos. Como queriendo decir: «Mira lo que te pierdes».

Eso, unido a una vida social más intensa, con un círculo de amistades entre las que se encuentra Kris Jenner, antigua madrastra de Kim Kardashian, nos hace pensar que la nueva Melanie no se quedará en casa llorando sus penas y que regresa para dar mucha guerra…

Melanie Griffith

 

Melanie Griffith, entrenando duro en el gimnasio para volver a estar en forma.

Melanie Griffith

La actriz mira a la cámara sonriente y cada día más confiada.

Melanie Griffith

Melanie Griffith, en una reciente foto junto a su madre, accidentada, Tippi Heddren, de 85 años, y todos sus hijos: Jesse (fruto del primer matrimonio de Don Johnson); Alexander, Stella del Carmen y Dakota, quien triunfa estos días como protagonista de Cincuenta sombras de Grey.

melanie-y-jenner

Melanie Griffith, junto a Kris Jenner, una de sus mejores amigas, dispuesta a comerse el mundo.