Los Reyes Guillermo y Máxima de Holanda presidieron ayer el solemne acto del Día de la Liberación ante una multitud que abarrotaba la emblemática Plaza Famm de Ámsterdam. Seria y con gesto triste, Máxima asistió al acto vestida de riguroso luto y tanto ella como el Rey compartieron una oración por los caídos y depositaron una corona de flores que se sumó a las muchas que llenaban la plaza.

maxima de holanda

Máxima, siempre impecable, vistió de riguroso luto para el solemne acto.

La empatía y calidez que Máxima transmite en cada una de sus apariciones es la cualidad que los holandeses valoran más en su reina. De hecho, en una encuesta realizada por la televisión pública, Máxima quedó en primer lugar como el miembro más popular y querido de la Familia Real holandesa por delante de su marido y de su suegra, la princesa Beatriz.

maxima-tocado

 

Máxima no olvidó el tocado, uno de sus complementos favoritos.

La jornada anterior al Día de la Liberación, Máxima, que estaba recíén llegada de su viaje a Bonaire y Aruba, presidió la ceremonia del 10 aniversario de la fundación Celebrate Life, que se dedica a las personas mayores con problemas de movilidad y a las que los voluntarios de la organización ayudan proporcionándoles compañía o llevándoles al teatro y conciertos.

maxima-rojo

 

Máxima con un total look rojo de Natan, a su llegada al teatro Carré de ámsterdam para el décimo aniversario de Celebrate Life.

Máxima vestida de un rojo brillante, transmitió su mensaje de felicitación a la Fundación con un emotivo discurso: «Es admirable el trabajo  de gente joven que se ha comprometido a ayudar a los ancianos en su comunidad y espero que continúen con esta labor durante muchos años más»..La reina Máxima lució un conjunto rojo de Natan, y estrenó unos espectaculares pendientes de coral a tono de la firma holandesa Miccy que cuestan 98 euros.

maxima-pendientes

 

Máxima estrenó estos espectaculares pendientes de coral que cuestan 98 euros.