Si en las calles angelinas del selecto West Hollywood Lady Gaga impactó, en el escenario del Staples Center la presencia de la cantante causó auténtico furor, pues consiguió asombrarr al público desde el minuto uno. La showoman neoyorkina salió al escenario, seguida por sus bailarines, desde el interior de una vagina gigante inflable, con piercing incluido. Recordemos que en septiembre de 2011 la extravagante artista dejó ver un piercing que ella misma tenía en esa zona íntima mientras paseaba por Nueva York.
Experta en puestas en escena donde las haya, no hay que olvidar que Lady Gaga ha desembarcado alguna vez en la entrega de los Grammy desde dentro de un capullo o utilizado un inusitado vestido de carne, la cantante consiguió volver a causar sensación entre un público incondicional y entregado a su música y tanto como a sus comentadas excentricidades.

Lady-Gaga-en-Los-Angeles-

Lady Gaga se alojó en el hotel Chateau Marmont durante los tres días que permaneció en Los Angeles, donde actuó los días 20 y 21 de enero.

The Born This Way Ball, la tercera gira musical de la cantante estadounidense Lady Gaga para promover su segundo álbum de estudio Born This Way, la mantendrá hasta el 20 de marzo, ocho días antes de su 27 cumpleaños, entre Estados Unidos y Canadá, donde tiene comprometidos 39 conciertos en este arranque de 2013 y la posibilidad de nuevas contrataciones para segundas fechas en la mayoría de las ciudades, pues en Norteamérica, en localidades como Vancouver, Los Angeles, Las Vegas, Toronto, Chicago, y Filadelfia las preventas se agotaron en cuestión de minutos mientras que todas las entradas disponibles para el recital en el Madison Square Garden de Nueva York, para los días 22 y 23 de febrero, se agotaron en tan solo 20 segundos… Un récord que demuestra que Lady Gaga es profeta en su tierra, lo que ella agradeció en Twitter: «Estoy orgullosa de anunciar que las preventas del Born This Way Ball en Estados Unidos se han fundido en minutos. Muchísimas gracias, no puedo esperar para volver a casa».