«Estoy completamente destrozada y con el corazón roto. He estado escondiendo esta lesión y el dolor a mi equipo durante un mes, rezando para curarme, pero después de la actuación de la pasada noche, no podía caminar» ha dicho Gaga en un comunicado que también ha difundido en su Twitter

La cantante había cancelado todos los conciertos que tenía estos días en EEUU pero poco después los médicos la han obligado a cancelar la totalidad de la gira.  Gaga tiene un desgarro del labrum de la cadera derecha, una lesión dolorosa que dificulta el movimiento y requiere un largo proceso de rehabiltación.

«A los fans de Chicago, Detroit y Ontario, espero que podáis perdonarme, aunque para mí sea casi imposible perdonarme a mí misma en estos momentos. Haría cualquier cosa por vosotros. Espero estar bien cuanto antes y volver al 500 por cien, que es lo que merecéis. «Odio esto. Lo odio muchísimo. Os quiero y lo siento» señaló Lady Gaga en su cuenta de Twitter en la que tiene más de 34 millones de seguidores.

Lady Gaga empezó su gira mundial de Born This way en abril en Corea del Sur y pretendía girar por todo el mundo hasta terminar en Tulsa el 20 de marzo.