Máxima, que debía permanecer en China hasta el jueves, tuvo que adelantar su regreso por indicación de los médicos que la atendieron en China. La Reina se sintió indispuesta hace un par de días y tuvo que ser atendida en su hotel, aquejada de mareos y un fuerte dolor de espalda.

La Reina Máxima tuvo que marcharse de China a Holanda de urgencia para ingresar en el hospital por una Nefritis
La Reina Máxima tuvo que marcharse de China a Holanda de urgencia para ingresar en el hospital por una Nefritis

Máxima ha ingresado esta mañana a primera hora y por su propio pie en el Hospital Bronovo de La Haya, al que suele ir la familia real holandesa cuando tiene algún problema de salud.

El rey, desde China, comentó con la prensa holandesa el suceso: «Mi mujer se puso muy enferma y ha sido necesario que regresara a Holanda. Esta mañana ha llegado y he podido hablar con ella. Se encuentra bien y no ha habido problemas durante el viaje» señaló el monarca, que no ha suspendido su viaje oficial a ese país y ha continuado con la agenda.

En un acto de su viaje oficial a China. Máxima mantuvo "el tipo" pese a que ya se encontraba mal
En un acto de su viaje oficial a China. Máxima mantuvo «el tipo» pese a que ya se encontraba mal

El Rey Guillermo no perdió la oportunidad de alabar a su mujer, que a pesar de encontrarse enferma, no perdió la sonrisa ni la compostura durante su viaje a China «Estoy enormemente orgulloso de la Reina. Cuando le subió la fiebre ella dijo «será un resfriado»

El monarca ha agradecido a través del Twitter de la Casa Real las muestras de apoyo y preocupación recibidas por el estado de salud de la Reina: «Tanto desde China como de los Países Bajos he recibido numerosos mensajes de aliento para la Reina. Estoy agradecido y conmovido por la solidaridad y solo espero que mi esposa pueda volver rápidamente a casa»