Durante las últimas semanas hemos visto como Mila Ximénez y Terelu Campos se distanciaban cada vez más. Tanto que tras su última discusión en el plató de Sálvame, parecía que ya no había marcha atrás. Su amistad de años se había roto y lo que es peor, no estaban por la labor de solucionarlo. Claro que eso pasaba por un acercamiento entre Mila y Carmen Borrego, «responsable» en parte de la situación. Terelu defendía con uñas y dientes a su hermana y la brecha entre ella y Mila se hacía cada vez más grande, casi insalvable.

Pero llegó el milagro. Al final ha podido más el cariño y el amor que se tienen las dos colaboradoras de Sálvame. Mila y Carmen están dispuestas a hacer borrón y cuenta nueva. Como dice Mila: «El dolor está ahí, la pena está ahí, pero con buena voluntad se podrá, si no arreglar, paliar»…

Ahora hay que esperar que esa buena voluntad no se tuerza. Porque la propia Mila sabe que su carácter le puede jugar una mala pasada y «advierte» a Carmen Borrego. «Yo no doy un paso atrás ni para tomar impulso, pero tú sabes lo que hay que hacer. Y yo también».

 

Tendiendo puentes

tendiendo-puentes

Parecía que ya no había vuelta atrás. Muchos ya daban por perdida la relación entre Terelu Campos y Mila Ximénez… pero no ha sido así. Las aguas vuelen poco a poco a su cauce y la reconciliación ya es casi un hecho. Al menos los primeros pasos del acercamiento ya se han dado. Fue ayer por la tarde, en «Sálvame», donde vimos cómo Mila se rompía y acababa incluso llorando. «Me parecería un acto de egoísmo estar tensa contigo en el momento que estás viviendo. Para mí habría sido una auténtica cerdada haberte amargado este momento», dijo

Mila y las noticias de su hermano

mila-y-las-noticias-de-su-hermano

El germen del distanciamiento de las dos amigas está en algo que pasó con Carmen Borrego. Mila comprende la postura de Terelu: «Entiendo que ella tiene que defender a su hermana, como si me pasara a mí con mi hermano. Por cierto, se ha hecho las pruebas y ha salido todo negativo», dijo refiriéndose a la batalla que Manolo libra también con el cáncer. Pero confía en que todo se arregle. «Estas son cosas que pueden ser salvables. Con buena voluntad se podrá, si no arreglar, paliar», afirmó.

El beso de la reconciliación

el-beso-de-la-reconciliacion

Cuando hay cariño, todo se soluciona. Y el beso de Mila y Terelu puso de manifiesto ese cariño. Aún así, Mila explicaba que por coherencia no iba a estar en la presentación del libro de Terelu. «Pero no tengas ninguna duda de que voy a estar contigo de alguna manera», añadía. La hija de María Teresa Campos, por su parte, apostillaba: «Como yo sé que vendrán otros muy buenos momentos, me quiero quedar con eso. Más que con el presente, me quiero quedar con el futuro, que me parece incluso más interesante».

“Vamos a intentarlo, Carmen”

vamos-a-intentarlo-carmen

Terelu se ha visto en medio de la «pelea» de su hermana Carmen Borrego y Mila Ximénez. Ahora, esta última recapacita y le envía un mensaje a Carmen. «Eres un elementoimportante para que esto no se vaya a la mierda más de lo que se ha ido. Pero a mí me gustaría que tú colaboraras en esto. Yo lo voy a intentar, así que vamos a comprometernos. Vamos a intentarlo, Carmen. Para que esto no vaya a más. Vamos a parar esto aquí».

“Mila, déjate de tonterías”

mila-dejate-de-tonterias

En un momento del programa, Terelu Campos hablaba de los mensajes que había reciido al móvil. Uno de su hermana Carmen, el otro de su madre. Ambos con ua misma finalidad, convencer a Mila para que finalmente fuera este miércoles a la presentación del primer libro de Terelu. Ella leyó textualmente el de su madre, que no se andaba con rodeos: «Dile a Mila que se deje de tonterías y que vaya de mi parte». Terelu repetía su invitación: «Quiero que vaya, además, porque Mila y yo nos sabemos divertir muy bien juntas».