Después de la cena en Beverly Hills la princesa nos ha vuelto a sorprender con el segundo modelo que ha estrenado en este viaje. Fue para la cena de la Fundación España-Florida, donde Letizia nos ha dejado con la boca abierta con este sexy vestido en seda negro con una espectacular espalda bordada de azabache, de Felipe Varela, que enmarcaba perfectamente su figura. Sin lugar a dudas es el corte que mejor le sienta.Como complementos un clutch con cierre de strass, también de Varela, y los salones de charol de Magrit.

Cena Fundación España-Florida

Cena Fundación España-Florida

Como joyas se volvió a poner los pendientes de diamantes, regalo de los reyes, que estrenó en su boda, que había llevado en la cena de inauguración del XVIII Foro España-Estados Unidos, en la localidad californiana de Santa Barbara. Además, sacó del joyero el espectacular brazalete de Cartier de estilo art decó en oro blanco y diamantes.

Cena Fundación España-Florida

La princesa de Asturias marcó su maquillaje, como nos tiene acostumbrados en las cenas de este viaje. En los ojos, sombras malvas nacaradas con lápiz negro en la parte superior e inferior (ha abandonado el lápiz verde que tanto le gusta) y profusión de máscara para dar más volumen a sus pestañas. Para los labios optó por el tono coral con acabado brillo.  También volvió a recurrir a un recogido, con un original moño bajo ladeado con raya al lado.

Cena Fundación España-Florida

Este ha sido el look que más me ha gustado de Letizia en este viaje. Un vestido que se adapta perfectamente a su figura, elegante, sofisticada y sexy a la vez y con los complementos, maquillaje y peinado perfectos. ¿Estáis de acuerdo?