La princesa de Kuwait no tiene miedo a nada. Acaba de presentar en nuestro país su primera colección de baño, proyecto con el que está más que ilusionada. Además, trata de venir a España siempre que puede, a pesar de que vive entre Londres y Kuwait. La princesa de Kuwait no tiene miedo a las críticas y cree que si hablan de ella, aunque sea para mal, eso le favorecerá en su próxima colección.

Positiva, sonriente y simpática, la princesa de Kuwait no ha tenido ningún obstáculo a pesar de pertenecer a la realeza, y ha encontrado un apoyo incondicional en su familia y amigos.