Solo un día después de que los reyes Juan Carlos y Sofía reapareciesen juntos en público con motivo de la ‘fiesta de la banderita’ de la Cruz Roja en Madrid, Corinna se dejó ver espléndida luciendo figura y derrochando estilo, a centenares de kilómetros… en la capital francesa.

Corinna en París el 10 de octubre de 2014

Después de visitar la casa Chanel, con vaquero pitillo, top blanco, americana negra y botines a juego, Corinna completaba su dinámico ‘look’ con bolso de asas.

Desde que ADBICÓ EN SU HIJO, el rey Felipe VI, don Juan Carlos, el gran amigo de Corinna, se ha dejado ver en contadas ocasiones. La mayor parte de las veces sin la compañía de su esposa doña Sofía, algo que ha llamado la atención habida cuenta de los RUMORES DE DIVORCIO, que circularon recientemente.
El reencuentro público de la pareja real el pasado miércoles 9 de octubre, cuando se pudo fotografiar a los padres de Felipe VI en la tradicional cuestación de la banderita, con un cariñoso beso de doña Sofía a Juan Carlos inlcuido, se producía tres meses después de que se les hubiera visto juntos por última vez.

Corinna en París el 10 de octubre de 2014

Estupenda a su casi medio siglo de vida, Corinna es madre de dos hijos, Anastasia, de 22 años, nacida de su primer matrimonio con Phillips Adkins; y Alexander, de doce, que tuvo con su segundo marido, el príncipe Casimir zu Sayn-Wittgenstein-Sayn.

Un día después del reencuentro público de los monarcas salientes, Corinna Zu Sayn-Wittgenstein dejó su hotel de París, muy sonriente y radiante, ‘cargada’ con una bolsa de Chanel. La princesa se mostró encantadora y exquisita en su educación, al despedirse amable y cortesmente del personal del hotel que la acompañó hasta la misma puerta del establecimiento.