La madre de Elena Tablada está radiante de felicidad por su hija, que está embarazada de su segundo hijo, fruto de su matrimonio con Javier Ungría, quien, en palabras de la suegra, “le da mucha felicidad y cariño”. Por eso prefiere no entorpecer su buen momento personal hablando de David Bisbal y los problemas que su hija mantiene con el cantante, ya sean en los medios de comunicación, en las redes sociales o en los juzgados, donde ha llegado ya el caso, dando primeros varapalos hacia la diseñadora de joyas y respaldando la versión del artista.

Sea como fuere, el embarazo de Elena Tablada es motivo de alegría para toda la familia, incluso para la pequeña Ella, su primera hija con David Bisbal. Tal y como destaca la madre de la diseñadora, “no está celosa y está muy feliz por tener un hermanito”.

Eso sí, el estrés ha llegado a la casa de Elena Tablada, que no ha acompañado a su madre al concierto de María Toledo, pese a ser en la familia amantes del flamenco. “Está con la niña y si no está con la niña está con su perro, que se vuelve loca”, reconoce la matriarca del clan con simpatía para explicar el motivo por el que su hija ya no se deja ver tanto en las convocatorias de prensa. De hecho, ella misma reconoce que ve poco a su hija: “La veo poco, porque está con la niña y cada vez tiene más tareas, la pobre”.

Aunque está siguiendo el proceso de embarazo de su hija, Elena Tablada madre prefiere no desvelar el nombre del bebé que esperan, aunque reconoce no saber con exactitud cuándo sale de cuentas, pero ya adelanta que en breve tendrá que celebrar el baby shower. La felicidad para ellas ahora no tiene fecha de caducidad y sabe que esto tan solo traerá más alegría a la familia y el resto está de más, incluso David Bisbal.