david-delfin
El diseñador de moda reapareció en el entierro de su gran amiga Bimba Bosé, aunque cubierto bajo la mano de su pareja, Pablo Sáez.

David Delfín ha vuelto a sufrir una recaída. Así lo confirma su madre, María González, que también es modista de profesión. «Mi hijo está mal. Se le ha paralizado ya media parte de su cuerpo. Hay que darle de comer, porque la mano no le responde y estamos todos muy afectados», asegura la madre del diseñador en conversaciones con Vanitatis.

María se ha convertido en uno de los apoyos incondicionales de su hijo, que se encuentra en Madrid. A pesar de que la madre sigue viviendo en Marbella, María no para de viajar a la capital para estar junto a su hijo. Así relata cómo David conoció que estaba enfermo: «Hace dos años, en Fin de Año, que vino a pasarlo con nosotros, empezaron sus dolencias. Él siempre ha sido un chico muy sano. El Fin de Año de 2016, estando aquí en casa, fue a ducharse y empezó con unos dolores muy fuertes en la pierna derecha. Él no sabía lo que era y nada más llegar a Madrid fue al médico y le informaron que padecía tres tumores en el cerebro».

David Delfín mantiene una relación muy cercana con su madre, y hace unos meses compartió esta instantánea en su Instagram.
David Delfín mantiene una relación muy cercana con su madre, y hace unos meses compartió esta instantánea en su Instagram.

Además de las dificultades que presenta el diseñador para comer solo, su madre María confirma que David ha sufrido una pérdida importante en el habla y en la memoria. «Él no quiere que le vea así. No le gusta que esté allí y sufre por mí», asegura emocionada María, que no ha dudado en viajar a Madrid en numerosas ocasiones para estar junto a su hijo pequeño.

María está muy orgullosa de su hijo, que ha heredado su pasión por la moda: «Yo era modista, no de profesión oficial, pero hacía ropa por encargo, y él siempre estaba con su aguja y su dedal ahí ayudándome. Siempre le gustó. Trabajó en una óptica y disfrutaba mucho de esta ciudad, pero él tenía otras aspiraciones y le encantaba la moda. Así que con 18 años dio el salto a Madrid», asegura a este mismo medio.

David Delfín se encuentra en su casa, donde es cuidado, además, por una hermana suya que es enfermera. Ha recibido el apoyo de su familia y de sus grandes amigos, entre los que están Mario Vaquerizo, Alaska, Bibiana Fernández… El día de Fin de Año no pudo celebrarlo porque se encontraba mal, por lo que sus amigos decidieron hacer una quedada en casa del diseñador poco después.

El diseñador no para de recibir el apoyo de sus amigos, que van a su casa siempre que pueden.
El diseñador no para de recibir el apoyo de sus amigos, que van a su casa siempre que pueden.

La última aparición pública que hizo el diseñador fue durante el entierro de su gran amiga Bimba Bosé, que falleció el pasado 23 de enero en Madrid después de una gran lucha contra el cáncer. «La muerte de Bimba removió a mi hijo», ha confesado su madre. Aunque lo vimos en silla de ruedas, a su llegada su pareja, Pablo Sáez, evitó que el diseñador fuera fotografiado tapándole el rostro. 

El diseñador llegó al entierro de su gran amiga Bimba Bosé en coche y junto a su pareja, Pablo Sáez.
El diseñador llegó al entierro de su gran amiga Bimba Bosé en coche y junto a su pareja, Pablo Sáez.