La misma Eugenia ha sido la que nos ha ido dando cuenta de la evolución de la pequeña Sandra a través de su Twitter. La pareja seguía con gran preocupación la evolución de la pequeña, más aún después del fallecimiento de Leticia, la hermana mellina de Sandra, el pasado 1 de diciembre.

El fallecimiento de la pequeña supuso un durísimo golpe para Eugenia y Juan, del que poco a poco se empezaron a recuperar sin duda alentados por la buena evolución de la otra de sus pequeñas, Sandra.

Ahora la pareja, que tiene otro hijo de dos años, puede por fin dejar atrás los malos momentos vividos y comenzar su vida en familia.