borja
Borja Thyssen vuelve a ser noticia por sus problemas con Hacienda.

Borja Thyssen vuelve a ser noticia por sus problemas con Hacienda. Y es que la Fiscalía pide dos años de cárcel y una multa de 1,2 millones de euros para el hijo de la baronesa Thyssen por un delito contra la Hacienda Pública en relación con el IRPF del año 2007 en la cantidad de 592.557,72 euros.

Según ‘El Confidencial’, la Fiscalía de Delitos Económicos de Madrid, que lleva tiempo investigando al marido de Blanca Cuesta, ha podido demostrar que el joven no pasaba el mínimo de 183 días que son necesarios para pagar impuestos fuera del territorio nacional, ya que tenía contratada su seguridad con dos empresas que solamente prestan sus servicios en España. «Además, era el titular de una tarjeta de crédito expedida por el BBVA, con la que realizó a lo largo de todo el año múltiples gastos que acreditan su presencia en territorio español, como en Barcelona, Ibiza y Madrid», ha afirmado el mismo medio de comunicación.

Desde el 2013, la residencia de Borja Thyssen es motivo de conflicto para la Agencia Tributaria. Cabe destacar que el hijo de la baronesa tendría que pasar 183 días fuera de España para reconocerlo como residente fiscal en el extranjero. Hacienda le denunció el 11 de junio de ese año por haber defraudado en los impuestos de la renta y patrimonio.