La aristócrata y el funcionario, muy relajados en Formentera.