Edmundo disfrutó de un gran desayuno y, con el estómago lleno, se empezó a sincerar.
Edmundo disfrutó de un gran desayuno y, con el estómago lleno, se empezó a sincerar.

La pasada noche del martes se emitió ‘Tierra de nadie’, y ahí pudimos ver la faceta más tierna y romántica del humorista hasta ahora. Si hace unas semanas. el superviviente declaraba que no le gustaba mostrar sus sentimientos en público, ayer se quitó la ‘máscara de duro’ y gritó a los cuatro vientos su amor por María Teresa Campos. 

Durante el desayuno, súper completo, que le preparó la organización, ya comenzó a recordar a María Teresa: «Me acuerdo de la morita que ella toma su desayuno con aceite». Pero ahí no quedó la cosa, continuó hablando de su relación: «Llevamos casi tres años y creo que conoce todos mis defectos y alguna virtud que creo que tengo que tener», dijo visiblemente emocionado. 

A punto de reencontrarse con su pareja, Edmundo Arrocet desveló que tenía muchas ganas de darle un abrazo.
A punto de reencontrarse con su pareja, Edmundo Arrocet desveló que tenía muchas ganas de darle un abrazo.

A tan solo dos días del reencuentro con la pareja, Edmundo ya está pensando en cómo será y lo que espera de él: «Con Teresa al reencontrarnos creo que se va a impactar mucho porque cuando me vea flaco va a ser ¡Dios mio!», expresó entre risas y tras mirarse en el espejo y ver su gran cambio físico. «Cuando llegue a Madrid lo primero que quiero hacer es darle un abrazo bien grande a la morita. Es una persona muy culta, tiene un corazón muy grande, como diría una persona que me cae muy bien «Por mi hija MA-TO». Pues ella mata por todo lo que sea que le toquen a su familia», comentó haciendo referencia a la mítica frase de Belén Esteban, con la que ha confesado que mantiene una muy buena relación.

Edmundo y María Teresa llevan juntos desde hace tres años y están viviendo una bonita historia de amor.
Edmundo y María Teresa llevan juntos desde hace tres años y están viviendo una bonita historia de amor.

Finalmente, y tras varias tímidas palabras hacia María Teresa, terminó por declarar su amor: «La quiero mucho. Soy una persona muy afortunada. El tiempo que estoy con ella y lo que me queda de estar es porque Dios quiere que así sea. Y sino es, es porque se ha cumplido un ciclo», dijo emocionado.

También hubo tiempo para hablar de sus compañeros. Al que ve ganador es a José Luis, pero lo más llamativo es lo que habló con Gloria Camila: «Yo no tengo nada en contra de Gloria Camila, sino la conozco. A mi nunca la familia de Teresa, ni Rocío (Carrasco) ni Fidel  (Albiac) me hablaron mal de ella, en absoluto. Y se lo conté a ella», terminó por decir el concursante.